Los hermanos Peter Grant, a la isquierda de la foto, y Harry Grant, a la derecha

Aparece el cuerpo de Harry, de 24 años e hijo de un millonario y una supermodelo

El joven falleció por una sobredosis tan solo unos días antes de la fecha en la que debía ingresar en una clínica de rehabilitación

Harry Brant, uno de los hijos del empresario Peter M. Brant y de la supermodelo Stephanie Seymour, fue encontrado muerto el pasado domingo, 17 de enero. 

Según ha informado Vanessa Friedman a 'The New York Times', la defunción se produjo a causa de una sobredosis accidental de medicamentos. El joven, de tan solo 24 años, llevaba años luchando contra la adicción y debía ingresar en una clínica de rehabilitación durante los próximos días. 

«Siempre estaremos entristecidos de que su vida haya sido truncada por esta devastadora enfermedad», señalaron sus padres en un comunicado emitido el lunes. «Logró mucho en sus 24 años, pero nunca tendremos la oportunidad de ver cuánto más podría haber hecho Harry». 

«Harry no era solo nuestro hijo. También era un hermano maravilloso, un nieto cariñoso, el tío favorito y un amigo cariñoso. Era un alma amorosa, creativa y poderosa que trajo luz al corazón de mucha gente. Era una bella persona por fuera y por dentro». 

El padre de Harry, Peter Brant, es un millonario empresario norteamericano. Es el propietario de la fabricante de papel de periódico White Birch Paper y Brant Publications, Inc., que incluye algunas propiedades como la conocida revista 'Interview'. También es conocido por ser un extravagante coleccionista de arte. 

La madre del joven, Stephanie Seymour, se posicionó como una de las primeras top model en los años 90, se convirtió en uno de los primeros ángeles de Victoria's Secret y ahora es una de la supermodelos más reconocidas.

Harry y Peter, la versión masculina de las hermanas Hilton

Harry y su hermano, Peter Jr., eran considerados como dos iconos del estilo neoyorquino y con frecuencia eran señalados como la versión masculina de las hermanas Paris y Nicky Hilton. 

Ambos solían aparecer en las listas de los mejor vestidos y la revista 'New York' los posicionó como «los adolescentes más bellos de Nueva York».

Los hermanos consiguieron derribar las barreras de los estereotipos de género tanto en la cosmética como con la ropa e incluso colaboraron con MAC para crear una línea de maquillaje unisex en 2015 y 2016.

«Cuanto más auténtico y original eres contigo mismo, más gente se sentirá atraída por naturaleza a ti», dijo Harry en una entrevista para 'W Magazine'. 

Una familia muy polémica

Conocido por asistir a las fiestas más populares de Nueva York, Harry tuvo una vida muy ajetreada. En 2016, el joven fue detenido por hurto, por posesión de drogas y por haberse marchado de un taxi sin pagar. La policía la atrapó «con una sustancia blanca» que luego dio positiva en el control de estupefacientes.

El fallecido no ha sido el único miembro de la familia que ha tenido problemas con la justicia. Solo unos días antes de la defunción de su hermano, Peter fue acusado de agresión tras haber estado implicado una pelea con un policía de la autoridad portuaria en el aeropuerto JFK de Nueva York. 

Stephanie Seymour fue acusada de conducir bajo los efectos del alcohol en 2015, después de chocar con una señal de tráfico en una rampa de la autopista.

Peter Brant, el padre de Harry, ha sido el miembro de la familia que más problemas ha tenido con la justicia. El empresario pasó casi tres meses en prisión por evasión de impuestos. 

Gran conmoción

La muerte del joven ha causado gran conmoción entre los amantes de la moda, que no han tardado en compartir sus condolencias en las redes sociales. 

«Uno de los últimos verdaderos íconos de su generación. Me entristece ver que se ha ido», ha escrito una usuaria en su perfil de Twitter.

«Jesús, hay demasiadas pérdidas. Mis pensamientos están con Stephanie y con toda la familia de Harry. Harry Brant a muerto con 24 años», ha lamentado otra persona.