Fran y Cayetano Rivera vestidos de torero en una imagen de archivo

La revista Semana revela que Fran y Cayetano han tomado una determinación

Los hermanos Rivera Ordóñez han tomado una drástica decisión contra Isabel Pantoja tras desvelarse que sigue guardando los enseres de Paquirri

Estas últimas semanas se ha destapado un conflicto familiar sin precedentes entre Isabel Pantoja y su hijo Kiko Rivera, quien se encuentra totalmente enfrentado a su madre por la herencia de su padre Paquirri.

Con la demoledora entrevista que Kiko Rivera ofreció a la revista ‘Lecturas’ y con la dolorosa aparición en el especial de TelecincoCantora:La herencia envenenada’, Kiko Rivera le ha dado la estocada final a su madre. Y es que Kiko habría descubierto que su madre le habría mentido con la herencia de su difunto padre Paquirri, y se habría aprovechado de la juventud e ignorancia para hacerle firmar distintos papeles y hacerse dueña de la herencia que su difunto marido le habría dejado enteramente a su hijo Kiko Rivera.

El DJ está descubriendo cada vez más cosas que su madre le habría negado, y entre otras, se encuentran los enseres personales del difunto torero, de un alto valor emocional que durante tanto tiempo habían reclamado sin éxito sus hermanos Fran y Cayetano Rivera. Unos enseres que desde que ambos perdieran a su padre con 7 y 10 años, han reclamado para sí, pero que la ‘tonadillera’ se negó a dárselos, argumentando que se lo habían robado.

El largo conflicto por los enseres personales de Paquirri

Después de que durante años, Fran y Cayetano Rivera pidieran por todos los medios los enseres personales de su padre fallecido, que permanecían en casa de la ‘tonadillera’, Isabel incluso aseguró que habían robado en Cantora y se habían llevado esos objetos, denunciando incluso el robo, y cometiendo así un delito (denuncia falsa). 

Kiko Rivera siempre la creyó, y de hecho él no llegó a saber nunca de la existencia de estos enseres hasta el pasado 2 de agosto, día en el cual los descubrió y los vio con sus propios ojos y todo cambió.

Y es que ese día de verano, Kiko Rivera encontró abierta por casualidad la habitación de su padre Paquirri y descubrió allí todas sus pertenencias, que durante años había afirmado su madre que habían desaparecido. Una estampa que le dejó en estado de shock, tal y como confirmaba en el especial de Telecinco con Jorge Javier Vázquez donde contó todo lo sucedido: «Toda mi vida he pensado que ahí no había nada. Cuando he entrado ahí, no había nada», confesaba, sintiéndose engañado.

«El momento en el que me he enterado se lo he comunicado a mis hermanos. Me siento engañado desde el momento en el que mi padre se fue. Lamento que las cosas hayan sido así. No me he enterado hasta ese día. La historia es así, al menos la mía. El día que me enteré de esto para mí fue decepcionante. Ahora entendéis cuál es el motivo por el que mi vida cambia. No ha venido nadie a contarme que es mentira, lo he visto yo», sentenciaba cabizbajo.

La decisión de Fran y Cayetano al respecto

Este episodio ha hecho que los hermanos Fran y Cayetano Rivera reabran la lucha por recuperar los enseres que su padre les dejó en testamento (muchos de los cuales están dedicados al mundo del toreo) y ahora que se ha demostrado que están allí; y van a tomar las medidas legales que haga falta. Según publica la revista ‘Semana’ que ha hablado con ambos hermanos, han decidido que van a demandar civilmente a Isabel Pantoja para reclamar sus cosas. Esto podría llevar a la cantante a prisión, por segunda vez. 

Entre dichos enseres personales, se encuentran 3 espadas, capotes sin estrenar, hasta 22 capotes usados, 9 muletas, un capote de paseo de grana y oro con la figura de Cristo y demás vestidos de toreo usados e incluso una capilla portátil que Paquirri utilizaba cuando se vestía en hoteles, entre otros objetos de alto valor artístico y personal.