Kiko Rivera, con gorra y barba, muy serio en el programa 'Cantora, la herencia envenenada'

La foto de Kiko Rivera al salir de Telecinco que demuestra que está hundido

El dj atraviesa un momento realmente complicado por el distanciamiento con su madre

Kiko Rivera se encuentra viviendo uno de los momentos más duros y complicados de su vida. Y es que no solo está distanciado de su madre (Isabel Pantoja) sino que también ha descubierto que ella le ha engañado. Sí, porque, como desveló en el especial 'Cantora, la herencia envenenada', la tonadillera no ha respetado la herencia de su marido y padre de aquel, Paquirri.

Al parecer, la artista ha realizado todo tipo de 'tejemanejes' con la citada finca, que el torero se la dejó a su hijo en exclusiva.

Y no solo eso, además, Isabel ha mentido a su hijo sobre los objetos personales de Paquirri. Al parecer expuso que los habían robado y ahora él ha descubierto que ella los tenía guardados.

Todas esas revelaciones el dj las realizó en el citado programa de Telecinco. Un programa tras el cual salió absolutamente hundido.

Kiko Rivera, destrozado tras el programa

Realmente agotado y triste es como pudo verse a Kiko tras finalizar el citado especial. Y así lo demuestran las imágenes de él, en las que aparece cabizbajo y sentado solo, que unos reporteros le tomaron en ese momento.

Kiko Rivera sentado solo en un hotel con el móvil en la mano
Kiko Rivera, tras el especial de Cantora, estaba abatido | GTRES

Esas instantáneas vienen a demostrar no solo que el programa no fue fácil para él sino también que está devastado. Sí, porque tiene que asimilar que su madre le ha mentido durante años y también que no respetó la voluntad de Paquirri. Y no la respetó porque realizó distintas acciones que han hecho que ahora ella sea la máxima propietaria de Cantora, entre otras cosas.

No obstante, ese especial fue muy duro también para el dj porque los periodistas le dieron informaciones sobre la herencia e Isabel Pantoja que no conocía.

Todo eso ha llevado a que esté hundido y descorazonado. No obstante, en todo momento está teniendo el respaldo de sus amigos y de sus hermanos mayores, Fran Rivera y Cayetano Rivera. Eso sin pasar por alto que cuenta con el cariño, el apoyo y la comprensión de su esposa (Irene Rosales) con la que ha estado todo el fin de semana en un hotel de Madrid.

Kiko Rivera reconoce su sufrimiento

La fotografía de Kiko Rivera muestra lo que está sufriendo por culpa de Isabel Pantoja. No obstante, tampoco ha dudado en dejarlo claro a través de sus redes sociales.

En concreto, una de las últimas publicaciones que ha realizado en su cuenta de Instagram le ha servido para reconocer su sufrimiento. De esta manera, se ha sincerado con todos sus seguidores, que también le apoyan incondicionalmente.

Ha compartido una fotografía actual de sí mismo en la que aparece muy serio y con las manos juntas en su boca. Esa la ha acompañado de un mensaje tan claro como sincero:

«Muchas veces en mi vida me enfadé con el mundo, sentí odio por mí mismo o culpabilicé a los demás por lo que me ocurría. Conozco la desesperación, las noches horribles de insomnio, las drogas y las pastillas para dormir, el vacío y la sensación espantosa de que nada tiene sentido».

Palabras a las que ha añadido: «Sé lo que es tener el corazón roto. Conozco muy bien el miedo, la ansiedad, la ira y el resentimiento...».

Positividad y fuerza en los malos momentos

No obstante, a pesar de este trance tan duro, Kiko Rivera está sacando fuerzas para afrontar la realidad y para luchar por lo que es suyo.

Por ese motivo, ha colgado en Instagram una fotografía de él cuando era niño que ha acompañado de un contundente mensaje de positividad: «Cierra los ojos y observa al niño que eras. Dile muchas veces que le quieres, que es valioso, valiente. Dile que está bien equivocarse mientras se aprende, aunque sea tarde. Que estás a su lado. Que no tiene que tener miedo de nada. Que todo va a ir bien...».