Posado de Fani Carbajo en el plató de La Isla de las Tentaciones

Piden a la policía que actúe contra Diego Matamoros y Fani: 'Me han quemado la oreja'

Fani Carbajo y Diego Matamoros han promocionado en sus redes sociales un peligroso artilugio para la salud

Muchos son los peligros de seguir a ‘influencers’ en cuanto a consejos de salud se refiere. Y es que las recomendaciones de los famosos pueden ir bien si hablamos de moda o ‘lifestyle’, pero cuando se ponen en otros terrenos que no son su especialidad caen en una enorme irresponsabilidad, pues están poniendo en juego la salud de las personas y les puede salir caro. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? ➜ Las notícias del ❤️Corazón❤️ ¡al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Eso es lo que le ha pasado a Diego Matamoros y Fani Carbajo, quienes hace tan solo unos días mostraban a sus seguidores en sus respectivas redes, cómo utilizaban una especie de artilugio prendido con fuego para extraer la suciedad de sus oídos, explicando además los beneficios de ese producto. 

«Los bastoncillos de algodón no eliminan, empujan. Estas velas eliminan el 99 por ciento del cerumen, además ayudan a reducir el estrés y los dolores de cabeza», aseguraba Fani en su Instagram mostrando una especie de cono de cera, alentando a sus seguidores a comprar dicho producto mediante un enlace.

Ambos estaban haciendo publicidad de una marca que les había contratado para ello claro está, y los ‘influencers’ viven de eso precisamente, pero hay que ir con cuidado con lo que se promociona para no perjudicar a las personas, y más si ese artilugio entraña riesgos para la salud, como es el caso de este.

¿En qué consiste el ‘cono de cera de abeja’?

El producto consiste en un cono fabricado con cera de abeja que se introduce en el conducto auditivo externo para a continuación encender con fuego el extremo que no está dentro del oído, y provocar así una presión inversa que absorbe la cera del interior del oído.

Conos de cera de abeja en venta en Amazon
Estos son los conos de abeja que han promocionado varios famosos | Amazon

Se trata de un producto en auge entre las famosas que incluso han utilizado algunas famosas internacionales como la cantante Jessica Simpson. Pero ninguno de esos famosos habla con rigor científico sobre este artilugio ni comentan los posibles riesgos que entraña.

Pero los otorrinolaringólogos y expertos en el aparato auditivo lo tienen claro, lo desaconsejan por completo y explican los riesgos graves de quemadura que entraña este artilugio.

Los especialistas alertan de los riesgos 

En concreto, Daniel Polleti ha afirmado en ‘Vanitatis’ que conoce este producto y que ha tenido que atender a varios pacientes por culpa de su uso: «He tenido pacientes que usando este método no solo no han logrado extraer el tapón de cerumen y han terminado acudiendo a un médico para solucionar su problema, sino que han sufrido quemaduras de mayor o menor importancia por la cera derretida o con la propia llama que se genera durante el procedimiento», explica el médico al citado medio.

Además, recalca que este método no se sustenta en ninguna base científica por lo que los consumidores deberían abstenerse de aplicarlo. Otro médico, Federico Fernández, se posiciona de la misma manera: «Yo no recomendaría jamás utilizar estas velas para los oídos. He visto pacientes que me han venido con quemadura tanto fuera, en la cabeza o la oreja, como dentro del oído. Es algo que se pone de moda y que de repente la gente empieza a hacerlo en sus casas», ha advertido.

Ambos médicos alertan de la proliferación en la red de artilugios caseros o técnicas no comprobadas científicamente para resolver problemas de salud; una tendencia al alza en tiempos de pandemia por la inestabilidad de la sanidad pública y la reticencia de ir a visitarse a un centro médico cuando se detecta un problema de salud, por el miedo al contagio de coronavirus. Pero recuerdan que si se tiene un tapón de cera que obstruye los oídos, la única solución recomendable y segura es acudir al médico para que este, que es el especialista, se lo retire.