Una de las familias más ricas de España, obligada a venderlo todo para no quebrar

Los Villar Mir venden su lujoso yate para afrontar su deuda de 500 millones de euros.

Juan Miguel Villar Mir y su mujer Silvia de Fuentes Bescós en una imagen de archivo.
Juan Miguel Villar Mir y su mujer Silvia de Fuentes Bescós vendieron su yate de lujo. | Gtres

La familia Villar Mir está al borde de la quiebra. A pesar de ser una de las familias más ricas de España, el grupo industrial e inmobiliario encabezado por el empresario Juan Miguel Villar Mir no atraviesa un buen momento.

No hace mucho tiempo la familia tenía un patrimonio superior a los 4.700 millones de euros y llegaron a facturar hasta 6.000 millones de euros hace tan solo unos años. Sin embargo, el 'holding' familiar está casi en quiebra tras contraer una deuda de unos 500 millones de euros.

La familia Villar Mir vende su yate de lujo por la mitad de lo que le costó

El empresario madrileño y su mujer Silvia de Fuentes Bescós se encuentran con el agua al cuello. Por ello, han tomado la decisión de vender su lujoso yate para ganar tiempo y evitar entrar en concurso de acreedores.

A juzgar por el precio de venta se ha tratado de una decisión desesperada, puesto que le han sacado solo 20 millones de euros.

Y decimos solo porque el yate costó 36,45 millones en el 2012, una cifra a la que habría que sumar los casi 5 millones de euros que invirtieron para acondicionarlo a su gusto, según publica 'El Confidencial'. De esta forma, tan solo 8 años después de comprarlo han tenido que venderlo por la mitad de lo que les costó.

El 'Blue Eyes of London' de Juan Miguel Villar Mir: un yate a todo lujo

El lujoso yate llamado 'Blue Eyes of London' era todo un símbolo en la familia. Todos los veranos los Villar Mir aprovechaban la gran capacidad de su embarcación para celebrar reuniones en alta mar, especialmente en el Mediterráneo.

Se trata de una embarcación de 60 metros de eslora, con capacidad para 12 invitados y 14 miembros de la tripulación. Entre las comodidades que ofrecía se encontraba una impresionante terraza, baños turcos, una sauna, un gimnasio y un helipuerto en la zona superior.

Además, la familia no escatimó en la decoración. Los exclusivos muebles fueron traídos de China y Oceanía y estaba  decorado con lámparas de Swarovsky.

Menorca y Grecia eran sus destinos preferidos, pero este año se han tenido que conformar con pasar el verano en la exclusiva urbanización de Sotogrande, en Cádiz. 

Con lo que ingresaron por el yate los Villar Mir pudieron obtener algo de liquidez, pero el vencimiento de los préstamos les hace estar en una situación económica difícil de solventar.

La familia aún tiene pendientes préstamos por una cantidad superior a 500 millones de euros con el fondo Tyrus, con el Banco Santander, con Credit Suisse y con OHL, de la que fueron los máximos accionistas hasta mayo de este año.


Comentarios

envía el comentario