Eugenia Osborne: 'Nos hemos peleado con mi marido'

La hija de Bertín Osborne cuenta cómo ha pasado el confinamiento con su marido y sus tres hijos

Eugenia Osborne, en el photocall de un acto a favor de la Asociación Española contra el Cáncer
Eugenia Osborne habla de lo duro que ha sido el confinamiento en familia | Gtres

Eugenia Osborne ha sido la embajadora de la campaña que El Corte Inglés ha lanzado en colaboración con la Asociación Española contra el Cáncer. Se trata de un encendido de luz de la fachada del edificio en apoyo a esa fecha tan importante.

La hija de Bertín Osborne es una gran experta en vida sana y en hipopresivos. «Nunca he estado excesivamente delgada, mi constitución es así. Es cierto que sufrí una lesión y perdí masa muscular, eso suele pasar cuando dejas de entrenar, los músculos son muy desagradecidos, no hay que pasarse pero tampoco abandonarse», asegura Eugenia.

«No quita para reconocer que tengo un marido maravilloso, pero nos hemos peleado»

«La virtud está en el equilibrio. Estuve en el centro de entrenamiento de Luís Alfonso de Borbón, sin ejercicios físicos y dieta, aparte de tratamientos estéticos y nutrición, y noté os cambios a las dos semanas, en vez de estar 48 días como dice en tratamiento, estuve 4 meses. Ahora lo que hago es andar una hora y cuarto, y hago hipopresivos dos veces por semana, y un día de entrenamiento más duro», explica la hija de Bertín.

Preguntada por el confinamiento, Eugenia afirma que lo llevó como pudo, al tener tres niños. «Casi me vuelvo loca, no sé cómo lo hice. Tenia que hacer mis directos y mis reportajes y las clases telemáticas de los tres nunca eran a la misma hora. Por la tarde conseguía que se pusieran a jugar y yo me dedicaba a coser delantales. En mi caso recurrían más a mí porque están mas acostumbrados que a su padre. Durante el confinamiento es cierto que hemos tenido algún roce, pero es lo normal, y el que diga que no lo ha tenido, miente. Eso no quita para reconocer que tengo un marido maravilloso, pero nos hemos peleado, y nos hemos unido mucho más».

Lo que le ha enseñado la pandemia a Eugenia Osborne

«La pandemia me ha enseñado a ser más paciencia, y a dividir, que no me acordaba (risas). Y a darme cuenta de que mi marido es el mejor hombre con el que podía estar, y a valorar lo que es el aire libre. Creo que hay gente que todavía no se ha dado cuenta, de lo que ha pasado y sigue pasando», relata.

Eugenia está muy unida a sus hermanas, aspecto que le inculcó su madre, Sandra Domecq, fallecida muy joven víctima del cáncer. Le encanta su hermano Kike, el hijo mayor del segundo matrimonio de su padre con Fabiola Martínez, que padece parálisis cerebral. «Mi padre es como un volcán erupción cuando se enfada, pero se le pasa enseguida».


Comentarios

envía el comentario