Kiko Rivera, con gorra, llorando en el plató de 'Sábado Deluxe'

Sacan a la luz el 'escándalo' de la paternidad de Kiko Rivera y Jessica Bueno

El enfrentamiento entre Kiko Rivera y su madre Isabel Pantoja no cesa y se abre un nuevo capítulo con otro secreto que sale a la luz

La relación entre Kiko Rivera y su madre Isabel Pantoja parece totalmente rota cuesta abajo sin retorno, y los últimos escándalos no ayudan a recomponer la relación entre madre e hijo, sino que dan las claves para entender por qué han llegado hasta el punto donde están ahora, completamente enfrentados.

Los intercambios de reproches tanto en platós, como en redes sociales, como a través de terceros está siendo el pan de cada día entre ellos, y ahora, en su momento más delicado, ha salido a la luz un asunto peliagudo que da cuenta de las rencillas que Kiko Rivera guarda hacia su madre y que han explotado ahora.

Hace ahora 9 años cuando Kiko Riera y su entonces novia Jessica Bueno anunciaba que iban a ser padres. La exclusiva se publicó en la portada del ‘¡Hola!’, y en dicha foto aparecían la feliz y flamante pareja, acompañados, como no podía ser de otra manera, de la ‘tonadillera’ y futura abuela de la criatura. Pues ahora se ha sabido un auténtico escándalo sobre esa exclusiva, y es que su madre, Isabel Pantoja, se habría embolsado gran parte del dinero cobrado en esa exclusiva.

Pantoja se embolsaba dinero que pertenecía a Kiko Rivera

Así lo ha confirmado Kiko Hernández en ‘Sálvame’, quien ha detallado los pormenores económicos de esa portada y también de las campanadas que protagonizaron madre e hijo en Telecinco, dejando al descubierto que la matriarca de los Pantoja siempre ha intentado manejar el cotarro monetario de la familia, y acusándola de abusar de su hijo en ese aspecto:

«Para que la gente sepa lo que le gusta abusar de otras personas. Kiko no percibió ni el 10% de lo que cobraron los dos por su intervención en las Campanadas, lo cobró en 3 partes y se aproximaba a los 10 mil euros. Cuando anuncia el embarazo de Jessica Bueno e Isabel Pantoja aparece en la portada, se cobraron 150 mil euros y ella por el solo hecho de aparecer se llevó 100 mil y dejó 50.000 para ellos. El abuso que ha hecho a la hora de llevarse dinero que le correspondía a él… Kiko claro que lo sabe, pero ha vivido muchas cosas más como esta y por eso explota».

Esta afirmación de Kiko, que además ha corroborado el entorno más cercano a la familia, ha dejado estupefactos a la audiencia y los colaboradores de ‘Sálvame’, que no daban crédito de tanto abuso y descaro de la Pantoja hacia su hijo. De esta manera, la imagen pública de la Pantoja queda ahora muy tocada y mermada.

La herencia de Paquirri, en juego

Pero eso solo sería la punta del ‘iceberg’, porque habría un tema mucho más sensible para Kiko Rivera que la habría enfrentado definitivamente contra su madre y haya dicho ‘hasta aquí’: la herencia de su padre Paquirri.

Y es que el benjamín de los Rivera realiza una acusación muy grave, y asegura que su madre se habría aprovechado de su juventud para hacerle firmar papeles sobre la herencia de su padre referidos a la finca de Cantora: «Cuando tenía 18 años fui con mi madre a firmar algo. Yo era un cabeza perdida y si mi madre me decía 'firma esto', yo lo hacía. (...) Mis abogados han pedido el testamento de mi padre. En el fondo de mi corazón sé que algo pasa», contó a Mila Ximénez en 'Lecturas' muy dolido.

 

 

«Se ha dicho que el 100% de Cantora era mío, que mi padre me lo dejó y que era para ella el usufructo. ¡Esa casa era mía!. Desde que tengo uso de razón sé que tengo el 49% y ella el 51%. Tengo miedo, ¿qué me voy a encontrar? ¿Me va a rematar esto ya?», ha asegurado en dicha entrevista, afirmando que quiere llegar hasta el final y cumplir con la voluntad de su padre: «Quiero saber lo que quería mi padre, porque si eso no se ha cumplido me voy a encargar de que respeto su última voluntad'», ha afirmado categóricamente.

Por si todo esto no fuera suficiente, en dicha demoledora entrevista a ‘Lecturas’ que ha supuesto todo un escándalo, Kiko ha querido revelarlo todo y no dejarse nada en el tintero, relatando incluso aspectos de la relación entre la Pantoja y sus nietos: «Mi madre como abuela no existe. Solo ve a mis hijas cuando las llevo. El día que murió mi suegra le mandé un mensaje: 'Mamá, solo quedas tú, espero que estés con ellas. ¿Sabes a quién va a recoger al colegio? A mi sobrino Alberto (hijo de Isa)».