Duarte Falcó, en una imagen de sus redes sociales

Desvelado el trastorno que afronta el hermano más desconocido de Tamara Falcó

El hijo de Carlos Falcó, de 25 años, ha revelado cuál es el trastorno que sufre desde su infancia

El hijo del fallecido Carlos Falcó, Duarte, acaba de revelar a la revista ‘¡Hola!’ que sufre trastorno por déficit de atención e hiperactividad. El joven de 25 años lleva toda la vida lidiando con este trastorno, que le diagnosticaron a los 12 años y por el cual tuvo una problemática adaptación a la escuela, tal y como él mismo contó esta semana en una entrevista a Susanna Griso en ‘Espejo público’, coincidiendo con el Día del TDAH en España.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? ➜ Las notícias del ❤️Corazón❤️ ¡al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

«Yo he sido un culo inquieto, me han echado de varias clases, y en las clases de inglés y de religión, directamente no me dejaban entrar de las que liaba... Los castigos en el colegio eran el pan de cada día", recordó entre risas, y aprovechó su intervención para reivindicar una educación más inclusiva. Creo que el sistema educativo está bastante distanciado de la vida real, no solo para los TDAH, para todo el mundo, pero para los TDHA especialmente porque una de las características que tenemos es que somos muy creativos y eso no se potencia para nada en el sistema educativo», dijo a la presentadora.

Explorando su creatividad

A día de hoy, tiene muchas más estrategias para afrontar su TDAH, y actualmente lidia con su trastorno gracias a la medicación, con mucho deporte y siendo creativo. Concretamente, el hermano de Tamara Falcó está centrado en su faceta más creativa, pintando cuadros, lo que le ha llevado recientemente a exponer varias de sus obras en una de las tiendas de Ágatha Ruiz de la Prada.

«La creatividad que me da el TDAH me ayuda a controlar mucho la ansiedad. En el colegio no tenía esas herramientas, porque era estar sentado escuchando a un profesor durante ocho horas al día y eso, para un TDAH, es imposible», reconocía en el magacín matinal.

El diez por ciento de los beneficios de las ventas de los cuadros irán destinados a RedTDAH, una fundación de la que Duarte forma parte y que se dedica a investigar y asesorar sobre el trastorno por déficit de atención e hiperactividad. 

Además de pintar, Duarte estudia también fotografía, pero también dedica mucho tiempo al deporte, disciplina que la ayuda a controlar su TDAH: «Ahora estoy haciendo boxeo, que para los hiperactivos está muy bien. Me he apuntado a clases de yoga... hago todo tipo de estrategias para reducir la hiperactividad porque mi mente no para desde que se levanta hasta que se acuesta», confesaba.

Duarte ha querido explicar a los espectadores lo difícil que era para un hiperactivo poder mantenerse quieto por un período de tiempo, aunque este fuera corto, poniéndose a él mismo de ejemplo en ese preciso instante: 

«Mientras conectaba con vosotros estaba intentando no levantarme para estar de pie, moverme de un lado a otro, y eso que tengo ya 25 años, pero mi hiperactividad sigue ahí a tope», confesó.

El Trastorno por déficit de atención

Es una afección crónica que afecta a millones de niños y a menudo continúa en la edad adulta. El TDAH incluye una combinación de problemas persistentes, tales como dificultad para mantener la atención, hiperactividad y comportamiento impulsivo. Es más común en niños que en niñas y algunos de sus signos que se observan en los niños es la incapacidad de parar quieto un instante (los niños en general son movidos, pero los hiperactivos muchísimo más), empezar una tarea y no terminarla, incapacidad para concentrarse en algo, etc.

Si bien el tratamiento no cura el TDAH, puede ayudar mucho con los síntomas. El tratamiento comúnmente involucra medicación e intervenciones conductuales; también puede ayudar a canalizar esa energía desbordante la práctica de deporte y puede ser de gran ayuda para la relajación la práctica de yoga (de hecho algunos psicólogos lo recomiendan por su uso terapéutico en pacientes con TDAH).