Fotografía de Kim Kardashian y el cantante Kanye West

El divorcio más caro de la historia podría llegar durante el 2021: 2.000 millones

Kim Kardashian y Kanye West podrían separarse tras un tiempo inmersos en una crisis matrimonial

El divorcio más caro de la historia podría llegar durante el 2021. La pareja multimillonaria formada por Kim Kardashian y Kanye West está al borde de la separación definitiva tras una prolongada crisis matrimonial.

La estrella televisiva y el famoso rapero estadounidense llevan seis años juntos y tienen cuatro hijos de común.

Durante este lustro, la pareja ha creado un imperio en común que supera los 2.000 millones de euros, una jugosa cifra que tendría que ser repartida tras el divorcio.

La crisis matrimonial de Kanye West y Kim Kardashian tras seis años de casados

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

La crisis matrimonial de Kim Kardashian y Kanye West nunca fue un secreto para nadie. Desde hace meses se sabe a ciencia cierta que la pareja lleva vidas por separado. 

La multimillonaria celebrity vive en California y está centrada de lleno en sus hijos y en su carrera profesional. Kim está muy ilusionada tanto con su faceta como empresaria, pero también con sus estudios de Derecho con los que pretende reformar el sistema penitenciario norteamericano.

Mientras tanto, Kanye West reside en su rancho de Wyoming, aislado de todas las polémicas que  han rodeado su vida en este último tiempo.

Desde la nefasta aventura presidencial del rapero en las elecciones norteamericanas hasta las denuncias de su expareja, Amber Rose, pasando por los falsos rumores de una relación sentimental con el influencer y maquillador Jefree Star.

Tampoco podemos olvidarnos de las controvertidas declaraciones del rapero sobre su relación con Kim Kardashian, cuando aseguró que llevaba años intentando divorciarse de ella y llegó a insultar a su suegra, Kris Jenner. 

Este escándalo fue mitigado por la propia empresaria, que salió en defensa de su todavía marido asegurando que padecía trastornos de bipolaridad y pidiendo compasión por sus desvaríos.

Kim Kardashian y Kanye West podrían poner punto final a su matrimonio

En todo caso, queda claro que la tumultuosa vida que llevaban en pareja ha propiciado una situación límite que podría poner punto final a su matrimonio.

Son rumores que han sonado con fuerza en varios medios de comunicación durante estas últimas semanas y que, ahora, han sido confirmados por la revista 'People' tras recoger el testimonio de una fuente cercana a la pareja.

«Ella ya ha tenido suficiente y le ha contado que quiere un poco de espacio para resolver su futuro. Él está bien. Está triste, pero bien. Sabe que lo inevitable sucederá y sabe que pasará pronto», ha señalado la revista americana.

Este posible divorcio podría materializarse a lo largo de este 2021 y supondría un complejo acuerdo de reparto de un patrimonio que se ha multiplicado por 20 en los últimos años.

Cuando Kanye West y Kim Kardashian se casaron en 2014, la pareja de famosos acumulaba una fortuna de unos 100 millones de dólares. Hoy en día, su patrimonio conjunto alcanza los 2.000 millones de dólares. 

El patrimonio de Kim Kardashian y Kanye West

Kim Kardashian ha sabido rentabilizar su fama gracias a su programa 'Keeping up with the Kardashians'. Con más de 20 temporadas, el formato se ha convertido en la base de su capital, llegando a cobrar más de medio millón de dólares por algunos capítulos.

A esta actividad hay que sumarle todos los patrocinios de la empresaria, que ha llegado a cerrar acuerdos muy jugosos de entre 250.000 y 410.000 euros por cada uno de sus posts en redes sociales.

Tampoco podemos olvidarnos de todas las empresas y marcas que son casi al 100% propiedad de Kim. La más lucrativa es KKW Beauty, que tiene un valor desde su creación en 2017 de entre 800 y 900 millones, pero otros proyectos como el videojuego que sacó en 2014 le han reportado beneficios de hasta 56 millones de euros.

En cuanto a Kanye West, el crecimiento de sus ingresos ha sido aún más brutal que en el caso de su pareja gracias a su exitosa marca: Yeezy. Se trata de unas zapatillas de edición limitada que pertenecen al 100% a West, pero que son distribuidas por Adidas y cuyo valor de negocio ronda los 50.000 millones de dólares.

A todo esto habría que sumar las multimillonarias propiedades de la pareja: una mansión de alrededor de 50 millones de dólares que tienen en Hidden Hills (Malibú), el rancho de más de 1.800 hectáreas y 13 millones de Wyoming y otras propiedades y terrenos sin edificar distribuidos por California.