Imagen de archivo de Humberto Janeiro y María del Pino

Divorcio a la vista: La separación que deja muy tocado a Jesulín y al clan Janeiro

La separación sentimental se habría consolidado a finales del año pasado, pero la información sale ahora a la luz tras unas declaraciones del entorno de la familia

El inicio del año 2020 está siendo muy complicado para el clan Janeiro. Y no solo hablamos de la crisis del coronavirus que, al igual que al resto de españoles, está afectando a una de las familias más populares en nuestro país. 

Tras una época de estabilidad, el año comenzó con malas noticias para la familia de Ambiciones con los problemas de salud del patriarca Humberto Janeiro (77) que lo llevaron a acaparar el foco mediático hace dos meses. 

Pero ahora es Humberto Janeiro hijo el que en estos momentos  centra toda la atención mediática a raíz de una información recién salida a la luz. 

Tras diez años juntos Humberto Janeiro Bazán y María del Pino han roto su relación de forma inesperada. Según ha informado 'Cotilleo' la decisión fue tomada a finales del pasado año, cuando la pareja cesó su convivencia, pero la noticia fue confirmada ahora por fuentes cercanas a la familia. 

La separación ha dejado  muy tocada a la familia Janeiro, que compartía una estrecha relación con María del Pino. 

Aunque la pareja siempre ha mantenido su intimidad en privado, nunca se había conocido ninguna crisis, por lo que la familia lo estaría «pasando muy mal» y estaría muy sorprendida por la ruptura, según aseguran las mismas fuentes  cercanas al entorno de la pareja. 

Diez años juntos

Humberto, piloto de profesión, es el mayor de los hermanos Janeiro y el menos mediático del clan. A pesar de esto,  el hermano mayor de Jesulín también ha acaparado titulares a lo largo de la última década, especialmente por su relación con María del Pino.

Aunque no estaban casados, la pareja llevaba diez años como compañeros de vida con sus tres hijos en común.  De esta forma no habrá divorcio como tal a efectos legales, pero sí una separación sentimental que la familia Janeiro lamenta profundamente.

A pesar de que la pareja ha conseguido mantener en secreto su separación hasta este momento, parece impensable que una vez descubierta la situación decidan dar alguna declaración al respecto.