María José Campanario sale a la calle acompañada de su marido, el torero Jesulín de Ubrique

Crece la preocupación por María José Campanario. Jesulín de Ubrique ya no puede más

La mujer del torero está teniendo una gran actividad en las redes sociales

Muchos son los famosos que están recurriendo a las redes sociales para hacer más ameno el confinamiento. Uno de los personajes públicos más activos es sorprendentemente la mujer de Jesulín de Ubrique, María José Campanario, que pese a estar muchos años sin pronunciarse, ahora lo ha hecho.

Precisamente esta gran actividad en las redes sociales le ha costado algún que otro conflicto familiar. Poniendo en contexto, María José Campanario ha usado las redes sociales para contar cómo lleva la cuarentena y de paso dar una información de lo más picante sobre a qué dedica su tiempo.

La odontóloga publicó un vídeo charlando de temas subidos de tono como el uso de un juguete erótico muy famoso, el Satisfayer, el cual se podía ver en manos de la propia Campanario. Esto es justamente lo que la red social de Marck Zuckerberg no ha visto con buenos ojos y procedía a eliminar el contenido.

No solo Facebook ha visto con malos ojos esta publicación, sino que también su entorno familiar. Muchos apuntan a que existe una cierta preocupación por estos últimos gestos de María José Campanario, ya que recuerdan a la peor época de su vida.

Aumenta la preocupación por María José Campanario

Jesulín de Ubrique siempre ha protegido a su mujer y siempre ha sido su pilar fundamental cuando esta ha estado ingresada por culpa de sus problemas de salud. La familia del torero y de la odontóloga no están muy de acuerdo con las últimas apariciones de María José en las redes, motivo por el que le pueden restringir su intensa actividad.

Hasta el momento Jesulín de Ubrique no ha querido pronunciarse sobre este tema, y muy probablemente no lo hará, ya que desde su separación con Belén Esteban, apenas ha concedido entrevistas. Por su parte, María José Campanario llevaba un tiempo recuperada de sus problemas, incluso recibió el alta médica. Ahora la preocupación de su entorno es notable, ya que no consideran muy normal sus últimas publicaciones en las redes sociales.

Lo único que ha expresado la odontóloga es que «yo me lo estoy pasando teta. Este grupo pretende hacer reír a la gente, igual yo no soy nada graciosa. Mejor hacer la cuarenta un poco más agradable». Estas palabras son las que empleó al inicio de sus polémicos vídeos.