Álex Lequio y Carolina Monje de vacaciones en Formentera

Carolina Monje, novia de Álex Lequio da un cambio radical a su vida: Se va

La joven está completamente rota por el fallecimiento de su pareja por culpa del cáncer contra el que llevaba tiempo luchando

Carolina Monje, la pareja sentimental del fallecido Álex Lequio ha abandonado Madrid tras el doloroso último adiós a su novio. El joven perdió la vida el pasado 13 de mayo en Barcelona tras luchar contra el cáncer que le diagnosticaron en 2018.

Carolina Monje abandona Madrid

La joven ha cogido un tren este miércoles desde la estación de Atocha en Madrid. Su rostro era el de una chica totalmente rota de dolor, con un semblante cabizbajo y algo triste por marchar de la ciudad donde tantos buenos momentos ha compartido con Álex Lequio.

Carolina Monje ha aparecido vestida completamente de negro, con una maleta con una mascarilla, tal y como establecen las nuevas leyes para evitar la propagación del coronavirus.

logo TwitterNUEVO Y GRATIS: Las noticias que a ti te gustan, ahora también en Twitter. No esperes más, pincha ahora aquí y síguenos ya. ¡TE ESPERAMOS!

La joven siempre ha estado al lado de los padres de Lequio, al igual que siempre ha mostrado todo su agradecimiento a los medios. Carolina Monje apenas ha comparecido públicamente, ya que su relación con Álex era de lo más discreta. La realidad es que monje estuvo al lado de su chico siempre, y no le dejó solo en ningún momento.

En los últimos meses, Carolina visitaba al hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio al Hospital Quirón de Barcelona, donde estaba ingresado. Hace unas semanas, la joven sacó sus pertenencias del piso del Barrio de Salamanca en el que vivía con el Álex Lequio. Está claro que son momentos muy duros, y que la pérdida de su novio será irreparable.

Álex Lequio llevaba dos años saliendo con  Carolina Monje. La joven de 27 años, tras licenciarse en Dirección y Gestión de Empresas por la universidad de Derby, en Inglaterra, trabajó como directora general del hotel de cinco estrellas La Torre del Canónigo, en Ibiza. Monje habla cinco idiomas y lanzó hace unos meses su propia marca de ropa, Carola Monje. 

La pareja tenía una gran pasión por los animales y habitualmente colaboraban en causas benéficas u ONG's, con el objetivo de intentar ayudar todo lo posible. Ambos eran muy activos en causas solidarias, y su relación estaba muy asentada. Ahora la joven tendrá que continuar con su vida y con su trabajo para intentar llevar el duelo de la mejor manera posible.