Carmen Calvo en la Comisión para la Reconstrucción por la crisis del Coronavirus

Carmen Calvo, la ministra que se enamoró de su guardaespaldas

La vicepresidenta primera se enamoró de un miembro de su personal de seguridad durante su primera etapa como ministra

El actual Gobierno de coalición se encamina ya hacia su primer año y medio de existencia. Fue en enero de 2020 cuando Pedro Sánchez consiguió superar la votación de investidura en el Congreso de los Diputados y revalidó la presidencia que, el 1 de junio de 2018, le había arrebatado a Mariano Rajoy en la primera moción de censura exitosa de la historia de la democracia en nuestro país. En definitiva, el liderazgo de Pedro Sánchez en Moncloa parece consolidado, y más tras haber pasado ya la etapa más dura de la pandemia, con el segundo estado de alarma llegando su fin.

El actual Gobierno aprobó sus primeros Presupuestos Generales del Estado el pasado mes de diciembre y ya trabaja en los de 2022, que irán acompañados por grandes proyectos como la reforma fiscal o las medidas propias del Plan de Recuperación. Son muestras claras de que el ejecutivo empieza a pasar página de la crisis sanitaria que, aunque no ha quedado atrás de forma definitiva, sí que da señales de estar llegando a su recta final con el avance incesante de la vacunación —salvo puntuales problemas con las posibles secuelas de los antídotos de Astra Zeneca o Janssen. El caso es que el Gobierno parece asentado y con voluntad de agotar la legislatura.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? ➜ Las notícias del ❤️Corazón❤️ ¡al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

De entre los 23 ministros que lo conforman, el ejecutivo presenta rostros que ya eran conocidos antes de su puesta en marcha, otros que han adquirido notable protagonismo en lo que va de legislatura, y alguno que se mantiene en cuotas muy débiles de popularidad, casi en el desconocimiento por parte de un buen sector de la población. No hay duda de que uno de los nombres que la ciudadanía identifica más claramente con el Gobierno es el de su vicepresidenta primera y mano derecha del presidente: Carmen Calvo. La veterana política socialista se ha consolidado como una de las figuras de más peso en el ejecutivo.

Un noviazgo con su guardaespaldas Julián

La vemos a menudo ante los medios de comunicación, pero donde más saca su espontaneidad y su capacidad comunicativa innata es en las sesiones de control del Congreso de los Diputados. Con la naturalidad que la caracteriza, Carmen Calvo suele responder con mucha habilidad las preguntas de sus contrincantes políticos, y a menudo es capaz de arrancar risas y aplausos no tan solo de la bancada socialista y de Unidas Podemos, sino del resto de diputados de la cámara. Pero, aparte de su imagen pública, ¿qué sabemos de Carmen Calvo? ¿Cómo es su vida más íntima?

Pues bien, hay una historia muy curiosa que ejerce como vínculo entre su faceta política y su lado más personal. Se trata de la historia de amor que vivió, ya hace años, con su guardaespaldas Julián. Corría el año 2004 cuando Carmen Calvo era la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, bajo la presidencia de Manuel Chaves. Calvo, natural de la población cordobesa de Cabra —de la cual su hermano José fue alcalde—, vivía en Sevilla con su segundo marido, el sociólogo del CSIC Manuel Pérez Yruela. Pero el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la nombró ministra de Cultura, cargo que ocuparía hasta 2007, y su vida cambió por completo.

No tan solo en el plano profesional, sino también en el personal: Carmen Calvo se enamoró de un miembro de su personal de seguridad: Julián, guardaespaldas de la ministra de Cultura, robó el corazón de Carmen Calvo, que se havía divorciado previamente de Pérez Yruela. El rumor persistió en Moncloa durante meses y Calvo nunca lo desmintió, aunque fue muy reservada con el asunto. La periodista Carmen Rigalt explicaba en 'La Otra Crónica' de 'El Mundo' hace unos años que Calvo estaba tan enamorada que «se dirigió a la entonces vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, para pedirle un relevo en su personal de seguridad».

«No quería convertirse en pasto de cotillas», dijo Rigalt sobre Calvo, que quiso cortar de raíz cualquier tipo de imagen o de información que diera alas a su noviazgo con Julián. Ya cesada del cargo, en verano de 2007, trascendió en los medios que la actual vicepresidenta primera preparaba su boda con Julián, aunque se desconoce si llegó a celebrarse. Algunas informaciones apuntan que, a día de hoy, Calvo ya no mantiene este amor que surgió durante su etapa como ministra de Cultura.

La abuela Carmen Calvo

Calvo, de 63 años, está ahora centrada, en el plano personal, en sus nietos. La vicepresidenta primera es madre de una única hija, Vanessa, fruto de su primer matrimonio con José Luis Casas, un historiador natural de su pueblo con el que se casó antes de cumplir 20 años. Ambos se separaron y Calvo se volvería a casar con Pérez Yruela, pero lo cierto es que, a día de hoy, la vicepresidenta primera mantiene una excelente relación de amistad con quien fuera su primer marido y es, al fin y al cabo, el padre de su hija y el abuelo de sus nietos.