Bertín Osborne en una imagen promocional de su programa "Mi casa es la tuya"

Bertín Osborne tiene un problema más allá de la tele: 'Situación delicada'

Las empresas del cantante no están atravesando una buena situación económica.

Bertín Osborne está viviendo un buen momento profesional en la televisión. El cantante ha triunfado en la pequeña pantalla y está al frente de dos proyectos televisivos que le generan muchos ingresos.

Por una parte está su participación en el programa de entrevistas 'Mi casa es la tuya' en Telecinco, donde Bertín Osborne se embolsaría la impactante cifra de 30.000 euros por emisión, según informa 'El Confidencial'.

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Además, está el sueldo que el cantante percibe por presentar su propio programa en Canal Sur. 'El show de Bertín' le cuesta a la productora 85.000 euros por entrega, aunque desconocemos que porcentaje de este coste está destinado al presentador. 

Bertín Osborne atraviesa una delicada situación empresarial

A pesar de su éxito en televisión, el cantante estaría atravesando una delicada situación empresaria. Además de su faceta profesional en la música y en la pequeña pantalla, Bertín Osborne lleva años desarrollando su faceta como empresario a través de una red de sociedades.

Según ha recogido 'Jaleos', el cantante ha facturado en el 2019 más de 400.000 euros fuera de los platós de televisión. Una cifra que parece muy elevada pero que resulta simbólica en comparación a las ganancias obtenidas por sus empresas hace varios años.

En los últimos dos años, las empresas de Bertín Osborne han experimentado una notable reducción de ingresos y un creciente incremento de las deudas en este mismo período.

Los ingresos de Bertín Osborne a través de sus empresas

El más importante de los negocios del cantante es Corporativa Ecuanor SL, una empresa que fundó en 2009 para la creación de espectáculos y programaciones culturales y musicales.

Esta sociedad registró el año pasado unos ingresos de 238.305 euros, una cuantía que desde 2017 se ha reducido en casi un 85%. De hecho, ese año el artista facturó 1,5 millones de euros a través de esta empresa.

Por si fuera poco, la situación económica de la empresa se ha visto agravada por el incremento de las deudas.

Las obligaciones a largo plazo de esta corporación han crecido en más de 800.000 euros, acumulando una deuda de 2,3 millones de euros con entidades de crédito. Mientras tanto, las deudas a corto plazo, ascienden a los 345.226 euros en 2019.

Sin embargo, Corporativa Ecuanor SL no es la única empresa de Bertín Osborne cuya situación económica es delicada.

Bertín Osborne afrontará el próximo año las pérdidas económicas por la pandemia

Crooner 2016 SL, la empresa fundada para gestionar todos los conciertos de la gira nacional de su último disco, también se verá afectada en el próximo balance tras un año casi en blanco debido a la crisis del coronavirus.

Se trata de una muy mala noticia para el cantante, que había visto como su empresa volvía este pasado año a la senda de los beneficios.

En el 2018, esta empresa registró unas pérdidas cercanas a los 70.000 euros, mientras que en el 2019 obtuvo un balance positivo de 21.404 euros gracias a los 222.603 euros facturados durante el pasado ejercicio.

La intensa gira de su disco 'Yo debí enamorarme de tu madre' durante el 2019, le permitió al cantante aumentar su facturación un 85% con respecto al 2018.

Sin embargo, Bertín Osborne ya prevé el impacto económico que sufrirá la empresa tras la bajada de la facturación durante este 2020.

La pandemia le ha impedido continuar con su gira de conciertos y los resultados de este ejercicio van a volver a poner a la empresa en una situación aún más delicada.

Las deudas de Crooner ascienden a más de 200.000 euros, de los cuales 115.288 pertenecen a la partida de deudas que han de abonarse a corto plazo.

Al disminuir drásticamente los ingresos, el presentador podría no tener solvencia para abonar las deudas.