ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
La cantante Rozalén en un acto publicitario

Rozalén, la cantante hija de un cura que no tiene suerte en el amor: sus novios y parejas

La artista manchega se ha labrado un hueco en el mundo de la música

La cantautora manchega Rozalén está de moda. Hace unos días la artista lograba su primer premio Goya por la canción ‘Que no, que no’, banda sonora de la película ‘La vida de Rosa’. Un galardón que detrás tiene muchas horas de trabajo y, sobre todo, un gran talento que ha llevado a la cantante a la fama.

Rozalén ha sido uno de los grandes descubrimientos de su género en los últimos años. Las letras de las canciones de la artista manchega son de lo más emotivas, ya que sabe cómo envolverlas para que lleguen directas al corazón.

Además,  esta cantautora española las interpreta junto a una colaboradora que, a través del lenguaje de signos, logra que lleguen a personas con dificultades auditivas, una buena iniciativa para traspasar las barreras del lenguaje.

Si hay algo que caracteriza a esta artista es su actitud. Y es que Rozalén no se le ha subido la fama a la cabeza, a pesar de cosechar éxitos, y tiene muy claros sus orígenes.

¿De dónde ha salido esta artista?

María de los Ángeles Rozalén Ortuño vino al mundo el 12 de junio de 1986  en Albacete, fruto del matrimonio entre Angelita y Cristóbal. Su padre era sacerdote y decidió colgar los hábitos por amor y cambiar su vida por completo.

Su madre, Angelita fue en tiempos artista de la canción en su región manchega, llegándose a anunciar como Angelita de Letur, un homenaje al pueblo que la vio nacer. De ahí le vino a Rozalén la afición a las coplas.

De niña aprendió a tocar la bandurria, a los catorce años ya se atrevía a componer canciones y en plena juventud Rozalén ya se defendía ante el público.

A su padre no le hacía demasiada gracia que su hija se dedicase de lleno al mundo de la música profesional, algo que ahora es bien distinto porque es su fan más incondicional. Y es que prefería que llevase su vida por un camino diferente.

Rozalén estudió Psicología en la Universidad de Albacete y adquirió experiencia en Musicoterapia, aplicada a enfermos de Párkinson.

No fue hasta 2012 cuando se decidió por fin a ser conocida profesionalmente como artista. Al año siguiente, viviendo ya en Madrid, concretamente en el barrio de Lavapiés, publicó su primer disco. Con '80 veces' y 'Comerte a besos' fue dándose a conocer a nivel nacional y tuvo buena acogida.

Un artista muy especial

Ahora, con varios álbumes a sus espaldas, Rozalén ha conseguido hacerse un hueco importante en la música, a la que aporta un toque mágico para quienes tiene problemas auditivos y de habla.

Junto a Beatriz Romero, que se encarga de interpretar los temas de la manchega a través de la lengua de signos en sus conciertos, ha formado un dúo perfecto y tienen una gran sintonía.

Rozalén ha ido ganando popularidad en los últimos años y de hecho ha participado en duetos con rostros muy conocidos del mundo de la música. Estopa, Celtas Cortos o La oreja de Van Gogh ya saben lo que es cantar junto a la manchega.

En su repertorio existe un tema muy especial, que evoca la historia sentimental de sus padres. ‘Amor prohibido’, que tiene letra del conocido escritor y poeta Felipe Benítez Reyes, emociona puesta en la voz de esta mezzosoprano que lleva el arte en las venas.

En lo laboral está claro que a Rozalén le va estupendamente, algo que también le ocurre en el terreno sentimental. Aunque hace años se encontró con una pareja que no la trataba bien, ahora está muy feliz junto a su novio el periodista Daniel Ayllón, que ha logrado que la artista deje atrás los malos momentos vividos y ponga una gran sonrisa a este nuevo amor.