Primer plano de Anita Matamoros en un photocall de El Corte Inglés

Anita Matamoros: Operación de urgencia en plena cuarentena

La hija de Makoke ha explicado los motivos de su ausencia en redes sociales

La cuarentena no está siendo para todos igual, y sino que se le pregunten a Anita Matamoros, quién lleva varios días desaparecida de las redes sociales.

La joven ha reaparecido después de que sus más de 530.000 seguidores mostrasen cierta preocupación por ella. Sincera, la hija de Kiko Matamoros y Makokeha decidido dar explicaciones a través de su cuenta de Instagram.

«Hola chicos. Como veis, tengo una parte de la cara paralizada. Y es que ayer me tuvieron que operar de urgencia. Desde hace unos años, llevo un diente falso. Un diente que va pegado a otros y en muchos sitios, se me notaba. Me tenían que poner un implante, pero antes me tenían que rellenar con hueso.  Me cancelaron la cita con todo esto del coronavirus y me di un golpe en casa», desvelaba.

Para la tranquilidad de sus seguidores, Anita se encuentra perfectamente e incluso ha querido contar como ha sido la intervención: «Abrieron y me colocaron el hueso de la muela del juicio y me volvieron a cerrar. Llevo como 15 puntos y por eso estoy algo inflamada. Sigo llevando el diente falso, pero dentro de unos meses, gracias a esto, podré ponerme el implante».

«Se me estaba oscureciendo la encía.  Vosotros no lo veíais porque yo no os lo enseñaba, pero tenía el asunto muy feo. Pero ya está, por fin me han podido operar y en unos meses estaré como nueva», comentaba la joven muy positiva.

Pese a la situación por la que estamos atravesando, la hija de Makoke ha decidido dar un paso al frente por que «Llevo varios días sin deciros nada por aquí y lo ibais a notar por la inflamación.  Esta mañana me he dicho que por qué no lo iba a contar, si es una tontería. No pasa nada, es algo que me ha pasado a mi como le podría haber pasado a cualquiera y no tengo por qué estar acomplejada».

Natural y espontánea, Anita no dudaba en mostrar ante todos sus seguidores como había quedado su dentadura después de la caída de su pieza dental. «No me acompleja nada, de hecho me río. Le he mandado las fotos a mis amigos y me río. ¿Por qué no lo iba a hacer con vosotros? Que vivan los defectos que son los que nos hacen perfectos».