Imagen de Andrea Janeiro junto a su madre

Andrea Janeiro dice basta: El detalle que la aparta definitivamente de su padre

Lo ocurrido hace unos días ha sido la gota que ha colmado el vaso

La reaparición pública de María José Campanario tras meses alejada del foco mediático podría tener consecuencias en el entorno familiar. Hace unos días, el programa 'Viva la vida' emitía fragmentos de un vídeo donde la mujer de Jesulín de Ubrique aparecía mostrando su lado más gamberro.

Un vídeo publicado en Facebook  que no tardó en ser censurado por su contenido subido de tono. Campanario aparecía contando chistes y haciendo bromas para tratar de entrener a sus seguidores durante estos días de confinamiento.

Sin embargo, lo que produjo la eliminación de la publicación fue la confesión que María José hizo sobre cómo pasa ella la cuarentena donde el Satisfayer era el protagonista. Unas declaraciones que extrañaron, y mucho, a su círculo más cercano que no entendía que la odontóloga tuviera esa actitud tan desinhibida  cuando nunca había sido así.

María José Campanario muestra su lado más 'gamberro' en las redes 

Parece ser que el aislamiento está pasando factura a la mujer del diestro, de quien se sabe es hipocondríaca, por lo que quizás se habrá aislado por completo de toda su familia para evitar contagiarse por Covid-19. Una situación que ha provocado que María José se refugie en las redes sociales mostrando un lado desconocido que en una situación normal no se habría podido ver.

Esta actitud por parte de Campanario recuerda a lo ocurrido en 2018 cuando mandó unos audios incoherentes contando historias sin sentido haciendo que  la familia comenzase a preocuparse sobre su situación médica. Quizás sea esta la gota que colme el vaso entre Andrea Janeiro y Jesulín de Ubrique sumando más distancia entre ellos teniendo en cuenta la nula relación que hay entre Campanario y Andrea.