Imatge d'Ana Obregón després de sortir de casa amb el cotxe

Urgente: El motivo por el que Ana Obregón aún no ha celebrado un funeral por su hijo

La intérprete se encuentra desolada tras la muerte de su hijo

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? ➜ Las notícias del ❤️Corazón❤️ ¡al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Ana García Obregón está pasando por el que probablemente sea el peor momento de su vida.  Tras la muerte de su hijo Álex Lequio con tan solo 27 años, la actriz se encuentra desolada.

A pesar de a lo largo de estos dos últimos años siempre se ha mostrado muy positiva en la lucha contra el cáncer de su hijo, lo cierto es que poco queda de esa Ana fuerte y alegre que todos conocíamos. Fuentes cercanas a la familia aseguran que Ana se encuentra totalmente abatida tras la muerte de su hijo  y que tiene en mente celebrar en Madrid un funeral por su hijo cuando esté en condiciones.

Al parecer, la intérprete estaría pensando en realizar una ceremonia familiar,  de acuerdo a las leyes sanitarias impuestas por la pandemia. Se trataría de una misa abierta que le permitiese también recibir a los amigos de su hijo, de ella y de Alessandro Lequio, que siempre se han mostrado a su lado desde la muerte del joven.

Sin duda, uno de los mayores apoyos de Ana en estos difíciles momentos es el colaborador de 'El programa de Ana Rosa', que no ha dudado en visitarla en diversas ocasiones a lo largo de este último mes, cuando se intuía el fatal desenlace. De vuelta a Madrid, Ana ha recibido en su hogar el apoyo de Alessandro Lequio, presente junto a ella en Barcelona ese último mes de lucha de su hijo por sobrevivir. El aristócrata también se ha mostrado desolado, algo que siempre se ha reflejado en sus gestos al dejar Barcelona con los restos de Aless y en el cementerio donde lo enterraron en Madrid.

La proximidad de  sus familiares y amigos en estos momentos está siendo el mejor alivio para la intérprete, que ya ha declarado que su vida se ha apagado para siempre tras la muerte de su hijo, Álex Lequio.