Las palabras del sacerdote en el funeral de Álex Lequio que ponen los pelos de punta

Ana Obregón, rota de dolor tras despedir a su hijo Aless

Ana Obregón, sale de la iglesia llorando tras el funeral de Álex Lequio
Ana Obregón vivió este martes 30 de junio un momento muy duro al despedir a su hijo Aless | GTRES

Ana Obregón está atravesando su peor momento desde la pérdida de su hijo Aless con tan sólo 27 años de edad a causa de un cáncer. La actriz decía adiós a su hijo en común con Alessandro Lequio este martes 30 de junio con una misa en la parroquia de La Moraleja. Una despedida a la que han acudido muchas personalidades y en la que se ha disparado la preocupación por el estado anímico de la actriz. 

La madre de Álex Lequio ha rendido un sentido homenaje a su hijo vistiendo ropa donde ha grabado el nombre y las iniciales del joven fallecido Aless. Sin duda, el momento más intenso para la actriz se ha producido al decir unas emotivas palabras sobre su hijo en la iglesia. Ana Obregón confía en su fe en Dios para superar este trágico episodio en su vida y confiesa que «desea abrazar a su hijo cuanto antes». 

«Como buen hijo que siempre ha sido os seguirá cuidando desde el cielo» 

Según la información publicada por 'El Confidencial', Ana Obregón no ha dejado de llorar ni un momento en todo el tiempo que ha durado la misa y se encontraba totalmente rota de dolor. Ana se ha emocionado al escuchar al sacerdote, que tuvo unas bonitas palabra para ella: «Ana, tú eres su madre en la tierra. Ahora Álex tiene a la Virgen María, que le acuna como lo hacías tú cuando era pequeño. No olvidéis nunca que como buen hijo que siempre ha sido os seguirá cuidando desde el cielo». 

Seguidamente, la actriz hablaba así sobre su hijo en público: «Has sido mi vida y lo seguirás siendo. El mejor hijo, nieto, hermano, amigo... Nunca abandonaste la sonrisa ni el sentido del humor. Eres grande, nos has enseñado a todos con tu ejemplo a ser mejores personas. Me dicen que ahora tú nos cuidarás. Hijo mío, espero el día que pueda abrazarte». 

Pese al deseo de querer salir adelante, el dolor que tiene la actriz es enorme e incluso ha confesado a su íntimo amigo, el presentador Ramón García, que «no sé que voy a hacer ahora».


Comentarios

envía el comentario