Imatge d'arxiu de Julio Iglesias

El accidente que casi acaba con Julio Iglesias y que podría explicar las duras fotos

'Sálvame' ha mostrado imágenes donde se aprecia el gran deterioro que ha pegado el cantante

Julio Iglesias tenía una prometedora carrera en el mundo del fútbol, incluso llegó a debutar con el primer equipo del Real Madrid. Sin embargo, su futuro como futbolista se vio truncado cuando tuvo un accidente automovilístico el 22 de septiembre de 1962 con tan solo 20 años. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? ➜ Las notícias del ❤️Corazón❤️ ¡al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Tras este suceso, el parte médico inicial aseguró que no podría volver a caminar. Pero el cantante nunca llegó a rendirse y con esfuerzo, constancia, rehabilitación y la ayuda del enfermero Eladio Magdaleno, lo consiguió tan solo un año y medio después del incidente. 

Las secuelas del accidente

Pero no todo fue bueno tras aquel accidente que cambiaría su futuro por completo. Aquel suceso le dejó secuelas en la espalda que a día de hoy podrían ser el causante del deterioro de su salud. 

El cantante tenía prevista una larga lista de conciertos que tuvo que canelar tras detonación de la pandemia mundial provocada por la crisis del coronavirus.

En 'Sálvame' han ido mostrando imágenes de Julio en las que se puede apreciar la desmejora del cantante. En algunas aparece en una playa de la República Dominicana con un aspecto no muy agradable, una venda en la pierna y muy delgado. 

Además se puede ver como intenta avanzar por la arena siendo ayudado por dos jóvenes, puesto que él no puede hacerlo por sí solo. 

«Siempre ha padecido de dolores de espalda a raíz del accidente que tuvo», manifestaba Lydia Lozano en el programa. «Está fatal de dolores». 

Pelea judicial

Por otro lado, el cantante sigue en una lucha judicial por su supuesta paternidad de Javier Santos, que ahora está en manos del Tribunal Supremo. 

«Mi derecho a conocer mi verdadera filiación es un derecho a la identidad de la persona humana. Se presentó una prueba de ADN que acredita en el 99,9 por ciento esa realidad. El Tribunal Supremo es el siguiente escalón y llegaremos donde haga falta», dijo Santos, que no está dispuesto a cerrar el caso sin averiguar la verdad.