Susanna Griso en 'Espejo Público'

Susanna Griso, en shock: 'Me abrió las piernas y me lo puso'

La presentadora se ha sobrecogido con uno de los testimonios en su programa

A lo largo de los años que Susanna Griso lleva al frente de le programa de Antena 3, 'Espejo Público', son muchos los testimonios que ha podido ver y escuchar en su programa. Pero si siempre hay algunos, sobre todo en el espacio que le dedica a los sucesos, que son mucho más impactantes que los demás y que dejan tocada incluso a una periodista de la experiencia de Susanna. 

Y es que este jueves 7 de enero hablaba con una de las víctimas del reggaetonero Jay Santos, que recordamos era detenido esta semana acusado de agresión sexual. Sofía sería una de las mujeres que acabó cayendo en las garras de un auténtico depredador sexual que aprovechaba su fama para conseguir encuentros con algunas de sus fans. 

La propia Sofía explica como su gran error fue hacer caso a la gran insistencia del cantante y acabar quedando con él. La joven relata como su contacto con el cantante estuvo marcado por los engaños: «Según él, íbamos a quedar en un sitio público. Yo siempre le di largas porque siempre quería quedar en un sitio privado. Cuando llegué a la dirección, no había ni bares ni nada».

Ella podría haber intentado marcharse, pero finalmente no creyó que la situación pudiera volverse peligrosa. «Cuando ya me di cuenta me tenía cogida del brazo para entrar a su piso. Y bueno, hasta ahí no me sentía mal», afirmaba. Aunque con el paso de los minutos la situación se fue volviendo más incómoda para Sofía

Los dos entraron en una especie de estudio tras bajar unas escaleras, donde ella misma confiesa que «si gritaba o algo no se me escucharía». Se quitaron la chaqueta y se empezaron a besar, hasta nada fuera de lo común pero ella empezó a tener algo de tensión. «Me puso contra un espejo que tenía en el pasillo.. y yo empecé a agobiarme en ese momento, y no estaba relajada le dije eso», continuaba su relato de los hechos. 

Jay Santos intentó relajar la escena abriendo una puerta a una habitación con una cama «enorme» donde puso a Sofía. Y ahí es donde tuvo lugar la agresión. Sin previo aviso Sofía explica que «me abrió las piernas y sacó un vibrador enorme lo puso al máximo y me lo puso entre las piernas». Ella se negó, pero al cantante le daba igual: «Yo no quería, le dije que no».

Y es que Santos se preparó para mantener relaciones pese a la clara negativa de la joven. «Cuando quería ponerme de pie para irme me doy la vuelta y se había bajado la bragueta y tenía casi su pene en mi boca». Y todavía la cosa fue a peor cuando Sofía intentó marcharse. 

Fue decir que se marchaba y empezar los insultos y malos tratos del cantante.  «Empezó a tratarme mal. A decirme que era una niñata, que no era una mujer, que me faltaba por aprender que él había estado con mujeres de verdad». Sofía tuvo suerte y tomó la decisión inteligente de salir corriendo e irse a casa de una amiga, evitando posiblemente una agresión peor. 

https://twitter.com/EspejoPublico/status/1347141706139897857

El fin a la fuga de más de un año de la estrella del reggaetón

El testimonio de Sofía es solo uno más de las múltiples chicas que han sido víctimas de Jay Santos. Su caso volvía esta semana a la actualidad después que fuera detenido en Málaga tras más de un año fugado. El cantante fue condenado en noviembre de 2019 a 6 años de cárcel por haber agredido sexualmente a una chica en 2017 a la que había conocido en Instagram. 

Santos nada más hacerse firme la sentencia decidió abandonar Madrid y emprender la huida a Málaga, donde fue escondido por sus familiares. Un año después de la sentencia, el juez emitía una orden de búsqueda y captura e ingreso en prisión que finalmente se pudo ejecutar este martes 5 de enero.