Nuria Roca en un plató de televisión

La foto del pezón de Nuria Roca que vuelve a ser noticia tras 'El Hormiguero'

La valenciana tuvo problemas con esta instantánea hace ya unos años

Por segundo día consecutivo, este martes Nuria Roca se ha puesto al frente de ‘El Hormiguero’ después de que Pablo Motos haya dado positivo por Covid-19. La valenciana se ha ganado a la audiencia y está encantada con ello.

La forma de ser de la mujer de Juan del Val es algo que la caracteriza y no ha dudado en mostrar estos días su emoción por presentar el espacio en el que suele estar de colaboradora: «Me late tanto el corazón que creo que se me va a salir una teta».

Esta ilustrativa frase de la valenciana ha recordado un tema del pasado. Y es que precisamente uno de sus pechos causó gran revuelo en Instagram hace ya unos años.

Problemas con las normas de Instagram

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Esta es una de las redes sociales que más gusta a los famosos. Su formato les permite compartir con sus seguidores numerosas fotografías con tan solo unos ‘clics’, pero no todo en esta aplicación es tan sencillo.

Instagram tiende a borrar las imágenes de los perfiles que no comulgan con su política y, a veces, se equivocan, lo que, lógicamente, molesta mucho a los usuarios. Este es el caso precisamente de Nuria Roca, que sufrió en primera persona una situación desagradable: la red social eliminaba de su cuenta una de sus instantáneas porque se apreciaba la sombra de uno de sus pezones.

Según recogía la valenciana en su perfil de Twitter, Instagram le había comunicado que su publicación incumplía «nuestras normas comunitarias». Estas exigen que las fotos y vídeos «resulten apropiados para un público diverso», lo cual incluye la posibilidad de retirar «algunas fotos de pezones femeninos».

Lo cierto es que es normal que las redes sociales traten de cuidar sus contenidos, pero las decisiones que toman no siempre son las más apropiadas y los usuarios no dudan en hacérselo saber rápidamente para que recapaciten.

Otros casos similares

El caso de Nuria Roca no es el único episodio de censura con el que ha tenido que lidiar Instagram desde su aparición. Además su estricta política le ha obligado a pedir perdón en más de una ocasión.

Los pezones está claro que sufren censura en la red social, pero también la menstruación. Instagram eliminó una imagen de la artista Rupi Kaur en la que se le veía durmiendo con una mancha de sangre en el pantalón y otra en la cama. «Esta fotografía es parte de una serie publicada en mi web que tiene el objetivo de desmitificar la menstruación», escribió entonces.

Cuando fue censurada, Kaur recordó a la red social que «vuestras páginas están llenas de imágenes de mujeres, muchas de ellas menores, cosificadas, sexualizadas con intenciones pornográficas y tratadas como algo menos que seres humanos».

Instagram volvió a publicar la fotografía al día siguiente, disculpándose por su error: «Cuando eliminamos contenido que ha sido denunciado no siempre acertamos y en este caso nos equivocamos. En cuanto nos dimos cuenta, restauramos el contenido».

El vello púbico tampoco termina de comulgar con las políticas de la red social. De hecho, La fotógrafa Petra Collins se mostró indignada en Twitter en 2013 cuando vio que le habían censurado una foto en la que se veía algo de vello sobresaliendo de un bikini.

A todas estas situaciones de censura, hay que añadir también algunas imágenes en las que aparecen cuerpos después del parto, modelos 'curvy' o ropa interior que no deja demasiado lugar a la imaginación, entre otras.

Pero no solo las imágenes de los usuarios han sufrido la censura de Instagram. El icónico emoji de la berenjena también ha tenido sus problemas por las posibilidades que tiene para usarse en contextos sexuales con los que no está de acuerdo la red social.