Paz Vega sonriendo en la final de 'Mask Singer'

Paz Vega, la actriz que debe más de 2 millones a Hacienda y que gana 'Mask Singer'

La sevillana está dentro de la lista de personas en deuda publicada por la Agencia Tributaria

Quedan tan solo unos días para que finalice el 2020 y Paz Vega está a punto de cerrar el año con algunos altibajos en su vida. A pesar de haberse alzado con el trofeo de la primera edición española de 'Mask Singer', la actriz se mantiene, una vez más, dentro de la lista de personas que están en deuda con Hacienda.

El pasado mes de septiembre, la Agencia Tributaria publicó un listado de los contribuyentes que le debían más de un millón de euros a 31 de diciembre del 2019. Un total de 3.930 deudores entre empresas y personas físicas, entre las que se encontraba la sevillana.

La actriz debe 2,6 millones de euros a Hacienda, una cifra que ha conseguido superar los 2,49 millones que debía en el año anterior. En total ha sumado 140.000 euros más a su deuda. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Aunque Paz Vega siempre ha dejado claro que sus compromisos con el deudo fiscal no se deben a ningún delito, ni evasión de impuestos, sino «por disparidad de criterios con la Agencia Tributaria», lleva varios años arrastrando sus deudas. 

Con su paso por 'Masterchef Celebrity' en el 2018 parecía que había saldado algunos pagos, pero no consiguió solventar todas sus deudas. 

La actriz dispone de una vivienda en Sevilla junto a su madre. Allí mantiene una anotación de embargo por parte de Hacienda que asciende a 696.394 euros, lo mismo sucede con el inmueble que tiene a en la zona centro de la capital española.

Paz Vega gana 'Mask Singer'

El pasado miércoles 23 de diciembre, Antena 3 emitió la final de la primera edición española de 'Mask Singer' y Paz Vega consiguió hacerse con el trofeo de la victoria. 

El programa se convirtió en una de las grandes apuestas de la cadena y semana tras semana consiguió enganchar a millones de espectadores frente a los televisores.

Además, los seguidores del programa también han compartido en sus redes sociales sus hipótesis y teorías deductivas sobre las posibles identidades que se escondían debajo de las máscaras.

Finalmente, la noche del pasado miércoles puso fin a últimas incógnitas con la llegada de la final de 'Mask Singer'.

Cuervo, Caniche, Catrina y Camaleón eran las máscaras que quedaban por descubrir. Los cuatro finalistas hicieron una primera actuación que fue determinante para que el público eligiera quién sería el primero en desvelar su identidad.

El primero en tener que sacarse el disfraz fue Cuervo, que consiguió confirmar la teoría que llevaba circulando por las redes sociales desde hacía varias semanas. La persona que se escondía debajo de esta careta era Jorge Lorenzo, el expiloto de Moto GP.

Por su parte, Javier Ambrossi fue el primer investigador en proponer su nombre en una de las galas anteriores, destacando la actuación que había realizado el mallorquín en 'El Hormiguero'. 

La segunda máscara en caer fu Camaleón. Toni Cantó, actor y político, era la persona que se escondía debajo de este disfraz.

«Estuve hace unas semanas con él y me costó una barbaridad no decirle lo que estaba haciendo», explicó el portavoz de Ciudadanos en las Cortes Valencianas haciendo referencia a la pareja de Malú, Albert Rivera.

Tras revelar las identidades de Cuervo y Camaleón, Caniche y Catrina protagonizaron el duelo definitivo, del que salió vencedora esta última. 

Los espectadores confirmaron las especulaciones que llevaban circulando en las redes sociales desde la semana anterior al descubrir que la persona que estaba escondida debajo del disfraz de Caniche era Genoveva Casanova

La última en revelar su identidad fue Catrina, que dejó a los investigadores con la boca abierta al revelar su identidad. La persona que se encontraba debajo de esta careta era nada más y nada menos que Paz Vega.

La actriz consiguió despistar a José Mota, a Malú y a los Javis a la perfección, porque ninguno de ellos acertó a decir el nombre de la sevillana en ninguna de las galas del programa.

«Ha sido increíble. Ha sido de las cosas más divertidas, más emocionantes y también más raras que he hecho en mi vida», dijo la actriz tras sacarse la máscara.