Enrique San Francisco y Pablo Motos en 'El Hormiguero'

Pablo Motos saca a la luz los problemas económicos que tenía Enrique San Francisco

El presentador le ha dedicado unas emotivas palabras de despedida al actor en 'El Hormiguero'

Este lunes, 1 de marzo, una triste noticia ha sacudido a toda España. Enrique San Francisco ha fallecido por una neumonía necrotizante a los 65 años tras haber estado varias semanas ingresado en el hospital.

Su defunción ha causado gran conmoción en todo el país y son muchos los rostros conocidos y desconocidos que han compartido mensajes en Twitter para despedir al actor, entre ellos Macarena Gómez, Alejandro SanzInés Arrimadas o Toni Cantó. 

A pesar de que tenía una gran amistad con Enrique San Francisco, Pablo Motos no ha utilizado sus redes sociales para despedirle. Sin embargo, ha aprovechado el principio de 'El Hormiguero', justo antes de presentar al invitado de la noche, para hacerle un pequeño homenaje el actor.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Unas palabras con las que ha sacado a relucir los problemas económicos que sufría el también humorista. «El dinero no era su fuerte», ha revelado el madrileño durante el programa. 

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Pablo Motos revela los problemas económicos de Enrique San Francisco

«A mí Enrique me enseñó a estar en un escenario, a sobrevivir en Madrid y también me enseñó hasta qué extremo una persona puede ser libre», ha confesado Pablo Motos en 'El Hormiguero'. 

Una forma de vida que llevó al actor a vivir en el «lado salvaje» y que le provocó, en varias ocasiones, problemas económicos. «A veces no tenía dinero, a veces le quitaban la luz».

A pesar de los malos tragos que pasaba el actor con el dinero, Pablo Motos ha destacado este hecho nunca afectaba anímicamente al actor. «Si le preguntabas cómo estaba, él siempre te decía: 'bien, yo siempre estoy bien'». 

Además, el conductor del programa de Antena 3 ha explicado que Enrique San Francisco le había confesado que su falta de capital no era algo que le preocupase al humorista y que siempre se lo tomaba todo bien porque si tenía cualquier problema, «siempre había algún amigo ahí para que le ayudase».

De esta forma, Pablo Motos ha revelado que el dinero no era «el fuerte» del actor, algo que incluso pudo comprobar con sus propios ojos cuando su amigo recibió una indemnización tras sufrir un accidente de tráfico. 

El presentador de 'El Hormiguero' ha contado que hace unos años Enrique San Francisco fue atropellado y tras este suceso, recibió una gran suma de dinero y aunque él le dijo que aprovechara ese capital para afrontar todas las deudas que tenía pendientes, el intérprete se negó. 

«Le dije: 'Bueno, Enrique, ahora, por favor, pagas las deudas, te organizas y guardas el dinero en el banco'. Y me dice: 'Pablo, si me pagan hoy 10 millones, mañana me voy a gastar 110», ha confesado Pablo Motos. «Su padre que estaba al lado, le dijo: 'Muy bien dicho, hijo'». 

«Enrique era una leyenda»

Los problemas que tenía el actor con el dinero no ha sido lo único que ha sacado a la luz el presentador sobre Enrique San Francisco. El conductor de 'El Hormiguero' también ha señalado que, pese a que el actor tenía amistades «muy dudosas y muy peligrosas», era una persona tremendamente bondadosa y justa. 

«Enrique era noble, era buena persona, era solidario y muy valiente. Delante de él jamás se cometía una injusticia. Le daba igual perder el trabajo o meterse en una pelea. Jamás nadie cometió una injusticia en su presencia porque Enrique también era un héroe. Ser actor es difícil, pero ser una leyenda como él lleva toda la vida».

Pablo Motos ha terminado sus emotivas palabras señalando que Enrique San Francisco era una persona libre y aventurera «con un cuerpo y un espíritu indestructibles», y que se ha marchado dejando una imagen suya que todos recordaremos siempre: «Enrique, con su capa y su guadaña, riéndose de la muerte».