Pablo Díaz en el rosco de 'Pasa Palabra'

Pablo Díaz, el violinista que veía ‘Pasapalabra’ con su abuela y casi se lleva el bote

Recibió de la Reina Sofía el premio al estudiante más brillante de la Cátedra de Música y participa en iniciativas solidarias

Pablo Díaz ha conseguido ganarse el corazón de los espectadores de «Pasapalabra» por su tenacidad al intentar ganar el bote del programa. Tras años y decenas de roscos intentándolo, parecía que ayer podía ser el día. Antena 3 llevaba tiempo anunciándolo como si fuera a suceder, pero al final se quedó a una letra del bote. La H.

Pablo Díaz nació en Santa Cruz de Tenerife, pero con solo un año de edad sus padres tomaron la decisión de mudarse a Madrid, donde siguen residiendo a día de hoy. Pablo viene de una familia marcada por la música. Sus padres son pianistas, y él también sintió desde pequeño esta pasión por la música. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

A los cinco años empezó a estudiar violín y piano. Luego dejó el piano para centrarse en el violín  y a los 16 entró en la Escuela Superior de Música Reina Sofía para continuar su formación. Allí ganó una beca con el grupo de cámara, completado por un chelo y un piano, y esto le permitió dar conciertos por todo el país. 

Entre sus reconocimiento figura el Premio al alumno más sobresaliente de la Cátedra de Música de Cámara, que recibió de manos de la reina Sofía. Así lo contaba orgulloso el propio Pablo en sus redes sociales: «El otro día tuve el gran honor de recibir de manos de la reina Sofía el Premio al alumno más sobresaliente de la Cátedra de Música de Cámara, dirigida por la profesora Marta Gulyás, junto a mis compañeros Ángel Martín, Alejandro Viana y Tomás Alegre. ¡No puedo estar más feliz y agradecido!».

Pablo también estuvo un tiempo viviendo en Amsterdam, Holanda, donde estudió un máster en violín. Pero además, el tinerfeño compaginaba su pasión por la música con otra afición: el programa Pasapalabra. Lo veía desde pequeño con su abuela y siempre había soñado con participar. Su tenacidad le llevó a conseguirlo, e incluso ha estado a punto de llevarse el bote.

Cuando cumplió 18 años, este gran amante de la lectura se puso a estudiar los roscos de Pasapalabra. Dice que estudiaba 8 y 9 horas todos los días, y cuando ya se encontraba preparado, se presentó al casting. Desde que entró en el programa, el 26 de enero de 2017, con 19 años, se ha convertido en uno de los concursantes más queridos.

Compagina su participación en el programa con la actividad de youtuber: tiene un canal en el que sus fans pueden ver sus actuaciones. En sus ratos libres colabora con varias iniciativas solidarias, con las que lleva su música a los hospitales. Desde hace años, Pablo sueña con poder realizar un máster en Estados Unidos que cuesta 40.000 dólares. 

Récord de programas seguidos en el concurso

Pablo ha conseguido batir todos los récords en Pasapalabra. Aunque Jero Hernández llegó a los 241 programas, lo hizo en dos etapas diferentes: en 2016 y en 2019. Pablo Díaz cuenta con el récord de ser el concursante que se ha mantenido más programas seguidos, 169. 

Pablo llegó al programa con 19 años y demostró una gran solidez de conocimientos: era lo que se llama un concursante prometedor. Estuvo 47 programas consecutivos en el programa que presentaba Christian Gálvez en las tardes de Telecinco, hasta que un profesor de música, el zaragozano Julio Escartín, se llevó el bote en su primer programa. 

Su segunda aventura empezó en Antena 3, el pasado mes de junio. Desde entonces lleva ya 169 programas en los que ha intentado sin éxito llevarse el bote. La cadena lleva tiempo pasando un anuncio en el que se ve a Pablo muy excitado a falta de una letra para completar el rosco. Daba a entender así que lo conseguiría de forma inminente, y la camiseta que llevaba era la misma con la que aparecía en la promoción del programa de ayer. En los últimos días creció la expectación y todos lo daban por hecho: Pablo Díaz ganaría por fin el bote.

Siempre se acordará de Hannón

Roberto Leal leyó la pregunta de la última letra que le quedaba, a 18 segundos del final: «Nombre del militar cartaginés del siglo 3 antes de Cristo, apodado ‘El Grande’, y partidario de la paz con Roma». El tinerfeño se lo pensó bien, y respondió: «Hierón». Pero era «Hannón». Una ligera diferencia que le dejó sin los 1.296.000 euros del bote. A día de hoy, solo ocho concursantes han conseguido un bote por encima del millón.

La buena noticia para los seguidores del programa, que ayer se mostraron indignados en las redes por el supuesto engaño de la cadena, es que Pablo Díaz seguirá en el programa. Y conociendo su tenacidad, lo seguirá intentando hasta el final para conseguir su sueño: seguir formándose en una prometedora y brillante carrera como violinista y compositor.