Juanra Bonet, imitando el gesto que hacía cuando jugaba al fútbol de pequeño

Juanra Bonet desvela lo que le hacían de niño en el fútbol: 'era basura'

El presentador de '¡Boom!' confiesa uno de los episodios traumáticos de su niñez

Durante el programa del miércoles 26 de agosto, momento en el que el equipo de 'Los Dispersos' jugaban la segunda bomba del día, Juanra Bonet desveló uno de sus traumas infantiles cuando jugaba a fútbol con sus amigos. La historia la inició el propio Bonet cuando afirmó que uno de los componentes del equipo era «un gamo» jugando al fútbol.

Juanra Bonet habló así a 'Los Dispersos' sobre fútbol. «Os veo y me parece que habéis echado muchas pachangas», dijo el presentador a los componentes del equipo más longevo del programa. Hablando de pachangas futboleras, Juanra Bonet recordó en '¡Boom!' lo que sufrió durante su etapa escolar.

Miguel Ángel, de 'Los Dispersos', confesó que de pequeño «jugaba de defensa cañero» porque era lo único que podía hacer uno que no sabía jugar al fútbol. Pero, Juanra Bonet le llevó la contraria. «Yo soy bastante torpe y jugaba de defensa cañero, que es lo único que puede hacer uno cuando no sabe jugar», dijo Miguel Ángel cuando el presentador hizo ese comentario.

El trauma infantil de Juanra Bonet jugando al fútbol

Bonet no se quedó callado y confesó algo horrible que le pasaba jugando al fútbol: «Hay otra cosa peor que me pasaba a mí», comentó Bonet, llamando así la atención de todos. «¿Portero?», le preguntaron. «No, y os juro que es verdad», dijo el conductor del programa.

«Me elegían el último y me ponían detrás del portero, como un tercer palo», confesó, con las lógicas risas del público. Según Bonet, cuando dejaba la portería, se reían de él porque cada vez que se le acercaba otro jugador con el balón se paraba y se ponía las manos tapadas sobre la cara.

«Era basura y he sido un cobarde siempre»

Bonet confesó que esto incluso lo llegaron a ver sus padres que, algunas veces, acudían a verle jugar los partidos. «No servía de nada, porque yo me apartaba. Se reían de mí, y mis padres que venían a ver a algún partido; era basura, he sido un cobarde siempre».