Claudia, Alejandra, y Eugenia Osborne junto a su hermana Ana Cristina Portillo

Las hijas de Bertín Osborne revelan la obsesión de su padre

Las hermanas han desvelado cómo es el cantante como padre

Alejandra, Claudia y Eugenia Osborne junto a su hermana Ana Cristina Portillo han acudido este miércoles, 17 de marzo, de visita a 'El Hormiguero' para promocionar la marca de ropa de la que son imagen las cuatro, Hoss Intropia. 

Una visita en la que no ha podido faltar la mención a Bertín Osborne. Pablo Motos no ha querido desaprovechar la ocasión para descubrir cómo es el cantante como padre y para tratar de sacar a la luz sus trapos sucios. 

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La obsesión de Bertín Osborne

El presentador ha querido indagar en la faceta menos mediática del madrileño y les ha preguntado a Alejandra, Claudia, Eugenia y Ana Cristina cómo es fuera de las cámaras.

«¿Qué es lo que os hace más gracia de vuestro padre?», les ha preguntado Pablo Motos. «Es que este es un momento sensacional porque podemos hablar de Bertín y Bertín no puede contestar, entonces tenemos que aprovechar. Él estará en casa insultándome ahora mismo, pero así se va a quedar. Entonces, contadme un poco qué manías tiene».

Ante la pregunta de Pablo Motos ninguna de las hermanas ha dudado en responder cual es la mayor obsesión del cantante. «Tiene manía con el orden y la limpieza», han señalado las cuatro. 

«Le encanta la aspiradora», ha resaltado, además, Eugenia. «Le encanta pasar la aspiradora». Unas palabras que también ha confirmado la hija mayor de Bertín Osborne

«Sí, sí, hay veces que desordenamos la casa solo para fastidiarle. Se despierta y se quiere morir. Sí, y la aspiradora le flipa», ha confirmado Alejandra. 

«Es lo que más le gusta, de verdad», ha reafirmado Eugenia. «Yo lo recuerdo cuando éramos chicas y nos íbamos de fin de semana y dejábamos el cuarto hecho un desastre. Él llegaba hecho una furia con la aspiradora y decía: 'recogedlo todo'. Y no había necesidad de aspirar, pero él pasaba la aspiradora».

Las hermanas han destacado que hoy en día su padre sigue teniendo una gran obsesión con este electrodoméstico y que incluso los días especiales, como Nochevieja, no puede evitar darle uso.

«Cuando terminó la fiesta de Fin de Año se puso a pasar la aspiradora, ¿tú lo entiendes?», le ha preguntado Alejandra a Pablo Motos. «Yo lo grababa. Él así todo lleno de cosas de Fin de Año y con la aspiradora».

El presentador de 'El Hormiguero' se ha quedado completamente sorprendido con esta obsesión y le ha respondido a la primogénita de Bertín Osborne que no se esperaba el cantante fuera tan maniático con la limpieza. «Yo no me lo imaginaba así, me lo imaginaba con un caballo, pero no con una aspiradora», ha subrayado. 

«Mi padre le puso un detective a mi novio»

Esa no ha sido la única confesión que han hecho las hermanas en el espacio de Antena 3. Las hijas del madrileño también han desvelado el instinto de protección de su padre con sus novios. «Yo llevaba siempre, pero a ellas les dio miedo», ha relatado Alejandra. 

Tanto le temían a Bertín con sus parejas, que Eugenia ni siquiera le presentó al cantante al hombre que hoy es su marido y el padre de sus hijos.

«Yo nunca la presenté a un novio a mi padre. A mi marido se lo presentó un amigo mío, le dijo: 'Mira, este es el novio de tu hija'. Y yo estaba en la otra esquina, mi padre me miró y me fui a por una copa». 

No es de extrañar que las hermanas pequeñas temieran que Bertín conociera a sus parejas, ya que habían visto con antelación de lo que era capaz el cantante. «¿Alejandra a ti te puso un detective una vez, no?», ha preguntado Pablo Motos

«A mí no, a él», ha respondido ella. «Mi padre se preocupó por uno de mis novios y esa persona me dijo alguna vez que le seguía un coche y yo le dije que cómo le iba a seguir un coche».

«Pero unos años más tarde, mi padre y yo íbamos en avión y me acordé y le dije: 'Tú te puedes creer que este me decía que le seguía un coche'. Y mi padre bajó la cabeza automáticamente, y le pregunté si había sido él y me dijo que sí».