Aruro Valls en el plató de '¡Ahora Caigo!'

Arturo Valls desvela la mentira de 'Ahora Caigo': 'cuando se acaba el programa...'

El presentador valenciano deja a todos con la boca abierta tras confesar lo inesperado

Arturo Valls es uno de los presentadores más carismáticos y bromistas de la televisión. A nadie se le escapa que el valenciano goza de un sentido del humor peculiar y de una falta de vergüenza palpable en cada una de sus intervenciones televisivas. Míticas fueron sus actuaciones en 'Tu cara me suena' siendo capaz de convertir a la misma Shakira en todo un esperpento. Pero puede que no todo sean risas en la vida privada del presentador de 'Ahora caigo'. El propio Arturo Valls desvelaba uno de sus secretos mejor guardados.

«Soy un coñazo»

Todo ocurrió en el programa emitido el pasado miércoles. Uno de los concursantes fue el protagonista de un momento algo confuso que terminó con la confesión personal de Arturo Valls. El presentador sorprendió a los participantes y a la audiencia al desvelar el «papel» que tiene en el espacio de las tardes de Antena 3. Valls dejó que uno de los concursantes se presentara, como es habitual en 'Ahora caigo', provocando la rápida reacción del presentador.

«Mi nombre es Alejandro, lo cual puedes ver si no eres ciego» comenzó diciendo el joven haciendo que Arturo Valls no pudiera contener la risa. «Mira, ya te he hecho reír, le llevo eso a mi casa» respondió el participante. «Me encanta» reaccionó el presentador. «Más que aficiones, tengo personalidades» siguió comentando Alejandro dejando con la boca abierta al valenciano al confesarle que «me gustas mucho tú».

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Como no podía ser de otra manera, Arturo Valls se quedó sorprendido ante la declaración inesperada del joven que, rápidamente, quiso aclarar y «separar términos»: «Lo que quiero decir es que me gusta ser dicharachero, hacer reír, hacer el payasete ¿Me entiendes? Cómo eres tú» explicó el concursante desvelando la gran admiración que siente por Arturo Valls y su forma de ser.

Fue entonces cuando el presentador quiso aclarar que no siempre es así y que se trata de un 'montaje': «Sí, claro. Pero esto es un papel, eh. Cuando se acaba el programa soy un tío serio, un coñazo de tío» confesó Valls dejando entrever que cuando pisa un plató de televisión adopta una personalidad que nada tiene que ver en su vida privada. Pero Alejandro hacia oídos sordos y reiteraba: «Yo te llevaba a mi casa».

«Me gustaría decirte, ahora que te tengo delante, que eres uno de mis tres ídolos de la comedia junto a Florentino Fernández y Dani Rovira» recalcó el joven participante dejando claro cuáles eran sus referentes humorísticos donde Arturo Valls ocupa una posición importante.

Una vida relajada

Al margen de lo que pueda parecer, Arturo Valls cuenta con una vida privada de lo más normal. El valenciano mantiene una relación desde hace casi diez años con Patricia con quien tiene un hijo llamado Martín y tiene otros proyectos profesionales al margen de la televisión. Cuando no se encuentra trabajando, el presentador de Atresmedia dedica su tiempo libre a su familia viajando a la costa levantina.

«Mi hijo Martín está hecho el tío un viajero. En esos viajes compartimos las 24 horas del día y disfrutamos mucho. A veces me pregunto si él lo apreciará o se acordará de esos paisajes» explicaba el propio Valls durante una entrevista. Sin duda la paternidad es algo que le ha cambiado la vida por completo.

«¿Tú sabes lo bonito que es despertarte y escuchar 'hola, papi'? Y cuando vuelves a casa del trabajo que te de un abrazo... eso hace que se te pasen todos los males» confesaba. Al parecer Martín no ha heredado el desparpajo de su padre y es algo más tímido, aunque con la edad ya empieza a entender algunos aspectos de su familia e intenta imitarlos.

Recordando una anécdota que Arturo Valls desveló de su infancia, se entiende que la vergüenza no la lleva en la sangre y que desde pequeño ha vivido su vida con humor: «cuando estábamos en reuniones familiares, en las fiestas del pueblo o en verano, mi padre era el primero que se disfrazaba de mujer y se lo pasaba bomba. Yo veía a la gente reír y bueno… ¡Fíjate qué referentes artísticos!».