La limitación a 6 personas para cenar y comer en Navidad puede cambiar

El Gobierno propone un límite en las reuniones que sin embargo tendrá que ser debatido en la Comisión Interterritorial

A un mes para las Navidades, el Gobierno de Pedro Sánchez ha presentado el plan sanitario que marca cómo se celebrarán las fechas navideñas en España. En el borrador se incluye la limitación de seis personas en las cenas de Navidad y la recomendación de que sean siempre miembros de una misma unidad de convivencia.

Pero queda una puerta abierta a que esto pueda cambiar. Porque lo que hoy ha presentado el Gobierno es un borrador que tendrán que discutir las comunidades autónomas en el Consejo Interterritorial. Y este será precisamente uno de los puntos que debatirán.

El miércoles está previsto que el Consejo Interterritorial de Sanidad se reúna para debatir el texto «Propuestas de medidas de salud pública frente a la Covid-19 para la celebración de las fiestas navideñas». En la reunión se debatirán las medidas de prevención unificadas para todas las comunidades autónomas.

Una de las medidas que se podría modificar es la de las cenas familiares, en especial las de Nochebuena y Nochevieja. El borrador propone que se fije el límite en seis personas. Pero Cataluña ha sido la primera comunidad que ha ampliado el máximo a diez personas, un precedente que podrían seguir también otras comunidades.

La semana pasada, el gobierno catalán presentó un documento con una serie de medidas que incluyen la ampliación a 10 personas del límite para las reuniones sociales a partir del 21 de diciembre. Esto abrió una posibilidad para salvar muchas cenas de Navidad, ya que las familias podrán reunir hasta diez comensales en vez de seis.

Ahora muchos españoles se preguntan qué pasará con este tipo de medidas autonómicas que entran en contradicción con la propuesta de Sanidad. La reunión del miércoles será clave para saber si el límite queda fijado en seis personas, si se amplía a diez, o si se deja en manos de lo que decida cada comunidad autónoma.

Lo mismo sucede con el toque de queda. Desde la aplicación del confinamiento nocturno, se estableció una horquilla que varía en función de cada región. El borrador de Sanidad para las Navidades propone que el 24 y el 31 el toque de queda se recorte de la 01.00 hasta las 06.00 en todas las comunidades autónomas.

Se trataría de un toque de queda unificado en dos fechas excepcionales, para permitir alargar un poco más las cenas de Nochevieja y Navidad. Este será, en todo caso, otro de los puntos que tendrán que debatir las comunidades.

Evitar la tercera ola

Además, el borrador recomienda limitar al máximo las reuniones en el ámbito social y las cenas de trabajo. En el caso de celebrarse, fija el límite en seis personas con la recomendación de hacerlas, preferiblemente, al aire libre. También pide que no acudan a reuniones sociales o familiares a las personas que hayan dado positivo en coronavirus, que tengan síntomas o que hayan estado en contacto con positivos.

Se trata de una estrategia global de Sanidad para impedir que la Navidad conlleve un repunte de los contagios. Conscientes de que en estas fechas se produce una mayor relajación y más contactos sociales, el Gobierno basa la estrategia de prevención en seis medidas que ha bautizado como las «6 M».

Estas medidas incluyen seis palabras o conceptos que empiezan por «M»: mascarilla, metros, manos, minimizar contactos, maximizar ventilación y me quedo en casa. Sanidad hace un llamamiento a los españoles para actuar con responsabilidad en las fechas navideñas y evitar entre todos la llegada de una tercera ola de contagios.

espanadiario.net