La reina Sofía y varios de sus nietos, investigados por la justicia española

Nuevo varapalo judicial para la Casa Real, y esta vez implica a Doña Sofía y a sus nietos en unas tarjetas 'black'

Malas noticias para Casa Real. Hace pocos días salía a la luz la fecha probable en la cual el rey emérito podría volver a pisar suelo español, aproximadamente entre el 14 y el 15 de noviembre, algo que no terminaría de agradar a Casa Real que quiere mantenerlo lo más alejado posible de la Zarzuela.

La vuelta precipitada del rey se podría dar gracias a que la justicia que le investigaba desde junio por esos 65 millones de euros que recibió Juan Carlos de Borbón de Arabia Saudí en 2008 y que, en 2012, transfirió a Corinna Larsen, no ha encontrado hechos constitutivos de delito, al ser posteriores a junio de 2014.

El rey Juan Carlos abdicó en 2014 y hasta ese año estuvo protegido judicialmente por la Constitución, que establece una suerte de impunidad legal para el jefe del Estado, al considerarlo inviolable.

Es por eso que al no ver delito la justicia, el exmonarca ha visto vía libre para poder regresar a su país. Pero un imprevisto ha surgido ahora que podría poner en riesgo dicho retorno o incluso poner en un nuevo aprieto judicial al rey emérito, a doña Sofía y a varios de sus nietos. 

Investigado por tarjetas opacas

Según revela elDiario.es, la Fiscalía Anticorrupción investiga los gastos de varias tarjetas de crédito opacas utilizadas por el rey Juan Carlos I, doña Sofía y algunos de sus nietos. 

Los movimientos financieros de dicha cuenta datan de los años 2016, 2017 y 2018, por lo que al ser posteriores a la abdicación, en caso de constituirse un delito, el Emérito no estaría amparado por la inviolabilidad constitucional que tiene y que sí le protege de ser juzgado en otros asuntos. Todo un varapalo ahora que el rey emérito se veía ya en España.

El citado medio habla de importantes movimientos de capital posteriores a 2014 y con una procedencia desde el extranjero. Por ello, la Justicia española ha enviado a diferentes países comisiones rogatorias para intentar averiguar la procedencia de los fondos.

La buena noticia es que entre las personas que habrían obtenido un beneficio económico de las tarjetas no se encuentran ni el rey Felipe ni la reina Letizia y tampoco la princesa de Asturias, Leonor de Borbón, ni su hermana, la infanta Sofía. Pero sí otros familiares directos del rey emérito, que Anticorrupción está rastreando.

Ahora sí podría ser juzgado, al ser delitos de antes del 2014

Aunque no se indican qué gastos habría realizado el rey Emérito, en la información publicada sí se explica que la reina Sofía cargó en su tarjeta opaca viajes a Londres, donde la reina mantiene su residencia habitual durante los últimos años.

Con todo ello, la Fiscalía Anticorrupción ya habría encontrado indicios de un presunto delito fiscal, ya que el beneficio habría superado los 120.000 euros en un solo año. Tanto el rey emérito como la reina Sofía son aforados, por lo que esta investigación, de prosperar, será instruida por la Sala Segunda del Tribunal Supremo.

Según ha revelado elDiario.es, la investigación también ha permitido identificar ya a dos individuos presuntamente vinculados a esta trama de fondos opacos para abonar gastos de la familia real: un ciudadano mexicano y un mando de la Guardia Civil.

Lo que destaca de este caso es que son importantes movimientos de capital posteriores a 2014, por lo que los posibles delitos en ese flujo irregular de dinero pueden ser imputables a Juan Carlos I y a la antigua reina consorte, al ser antes de la abdicación del rey y por lo tanto, no estar protegidos por la inviolabilidad de la que gozaba durante su reinado.

 

"Telecinco revela una acusación hacia Telma Ortiz, la hermana de la reina Letizia" "'Han apartado a la princesa Leonor de su abuela Sofía'"