Imagen de archivo donde se ven frascos de perfume

Mucho cuidado: retiran un conocido perfume por compuestos cancerígenos

La OCU ha advertido de los peligros de su uso

Su nombre no es demasiado conocido por el gran público, pero el Lilial es una fragancia muy usada en el mundo de la cosmética.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha alertado que ya no se pueden vender productos cosméticos que la contengan para prevenir posibles problemas futuros. Se ha demostrado que su uso puede ser perjudicial para la salud de los usuarios.

La UE lo ha prohibido definitivamente para prevenir

Desde el pasado 1 de marzo, en la Unión Europea ya no se pueden comercializar productos que contengan Lilial, también llamado buthylphenyl methylpropional. Este es un compuesto químico orgánico del grupo de los aldehídos aromáticos. Se caracteriza por un aroma floral, que recuerda al ciclamen o al lirio, según la definición de la OCU.

En las etiquetas de los cosméticos el Lilial también puede aparecer con otros nombres como p-BMHCA o (4-terc-butilbencil) propionaldehyde.

Fotografía de un tarro de crema corporal
Varios cosméticos usan esta sustancia | Istock

Esta es una fragancia alergénica que ha pasado a formar parte del grupo de las sustancias CMR. En ellas se incluyen todas aquellas que han sido clasificadas como carcinógenas, mutagénicas o tóxicas para la reproducción.

Por regla general, la utilización de este tipo de sustancias está prohibida en Europa, exceptuando algunos casos concretos.

El Comité de Seguridad del Consumidor de la Comisión Europea ya había concluido previamente que el uso de Lilial en cosméticos no se consideraba seguro. Finalmente, se ha optado por prohibirlo y evitar así mayores problemas.

Hace tiempo que esta sustancia se vigila de cerca

Lilial es el nombre comercial de más de 25 fragancias que han sido identificadas como alérgenas. A partir de una concentración concreta, su presencia en el listado de ingredientes tiene la obligatoriedad de ser mencionada en el embalaje de los productos.

Imagen de archivo de una mujer aplicándose crema solar en la playa
Hay que tener cuidado con los productos que se utilizan en la piel | GTRES

Hasta hace tan solo unos años, era una de las sustancias más populares y se podía encontrar en muchos productos cosméticos. No obstante, en los últimos tiempos la cosa ha cambiado y se ha ido usando menos porque se la relacionaba con una posible toxicidad.

Además, antes de determinar su prohibición, se había restringido el uso del Lilial. En la Unión Europea, de hecho, se permitía solo en unas concentraciones reducidas que variaban dependiendo de si el producto requería aclarado o permanecía sobre la piel. Y es que al lavarse con agua la concentración que se quedaba en el cuerpo del usuario era siempre menor.

¿Qué pasa si tengo todavía productos en casa que contengan Lilial?

Desde la OCU alertan a los consumidores a que presten atención a la letra pequeña de los envases de los productos. Por su seguridad, recomiendan evitar todos aquellos cosméticos que tengan a día de hoy en casa con Lilial. Esta advertencia va dirigida especialmente a mujeres embarazadas, niños pequeños y personas con la piel sensible.

Imagen de una persona rascándose la piel
Se recomienda evitar su uso en personas con pieles sensibles | La Noticia Digital

"Presta atención a la letra pequeña de los productos: la lista de ingredientes de los cosméticos, instrucciones de uso. Si eres alérgico o presentas sensibilidad a ciertas sustancias no te quedará más remedio que aprender a identificarlas. Recuerda que el Lilial puede aparecer con otros tres nombres distintos", insta la OCU.

Además, declaraciones como "probado bajo control dermatológico", "hipoalergénico" o "para piel sensible" no siempre garantizan la ausencia de este tipo de fragancias alergénicas en los cosméticos, concluye la organización.

Está claro que hay que tener mucho cuidado con los productos que se utilizan frecuentemente sobre la piel. Hay que saber perfectamente qué es lo que se está usando, cómo hacerlo correctamente y sus componentes para evitar sorpresas desagradables después.