Imagen aerea de un aeropuerto

¿Adiós a las vacaciones de verano? La UE recomienda no hacer reservas

Ante la incertidumbre de cómo evolucionará la pandemia en los distintos países de la Unión Europea, Bruselas desaconseja que se hagan desde ya planes de verano.

A estas alturas todos somos conscientes de que la vuelta a la normalidad no será a corto plazo. A pesar de que el Gobierno  ya ha anunciado la salida escalonada del confinamiento, esta será paulatina y con cautela para evitar un rebrote.

De esta forma, las vistas están puestas en el verano, especialmente en los meses de julio, agosto y septiembre, cuando las restricciones de movilidad serían menos severas.

Para entonces los ciudadanos esperan que la situación esté más normalizada y puedan disfrutar de las vacaciones en la playa o en la montaña.

Turismo nacional   

Hasta el momento las expectativas sopesadas por diversos expertos apuntan a que durante esos meses ya estará en marcha el sector hostelero, aunque con una actividad reducida por las limitaciones de aforo. 

También se espera que durante los meses de verano se  empiece a promover la actividad turística, aunque sea a nivel nacional.

De hecho, en una reciente publicación en el BOE, se aplazó la reactivación de las actividades del Imserso hasta el 30 de junio. 

Este turismo nacional es la esperanza del sector hotelero y de restauración para reducir el gran impacto de la crisis económica derivada del coronavirus, que ya vaticinan pérdidas económicas de hasta 170.000 millones de euros y una destrucción de empleo sin precedentes. 

Recomendación de la UE

Sin embargo, parece impensable que el verano se presente como un periodo de relativa normalidad en el que se puedan producir viajes de calado internacional. 

Ante la incertidumbre de cómo evolucionará la pandemia en los distintos países de la Unión Europea, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha desaconsejado hacer reservas de vacaciones para el verano. 

«Recomiendo esperar antes de hacer planes. Nadie puede hacer ahora pronósticos fiables para julio y agosto», ha dicho la presidenta en una entrevista en el diario alemán 'Bild'.

El  Gobierno alemán es muy consciente del fuerte impacto que está teniendo en la economía la paralización de la actividad turística, por lo que han optado por autorizar a las compañías de este sector a no reembolsar el dinero de las eventuales cancelaciones y ofrecer en su lugar a los clientes un bono canjeable.

En el caso del Gobierno español se ha optado porque las empresas puedan ofrecer ambas opciones.