Una mascarilla sobre una maleta

El Gobierno resuelve una de las dudas sobre los viajes en Semana Santa

La ministra de Turismo, Reyes Maroto, avisa que los confinamientos perimetrales impide viajar al extranjeros

Hoy está previsto que Gobierno y comunidades autónomas acuerden el plan de restricciones para Semana Santa. En este contexto, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha confirmado que los españoles no podrán viajar al extranjero durante el período vacacional del 26 de marzo al 9 de abril. 

La responsable de Turismo ha asegurado que los cierres perimetrales de las comunidades autónomas implican la imposibilidad de viajar al extranjero. Esta es una de las medidas incluidas en el plan que se prevé aprobar hoy.

El Consejo Interterritorial de Salud, en el que están representadas las autonomías, tiene que decidir hoy si aprueba el plan de restricciones propuesto por Sanidad. En él se plantea el mantenimiento de las principales medidas para frenar los contagios, como el toque de queda nocturno y los confinamientos perimetrales.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Esto significa que al menos hasta después de Semana Santa no se podrá entrar ni salir de las comunidades autónomas. Se planteaba, sin embargo, la duda de si esta medida afectaba solo a los desplazamiento internos, o también a los viajes al extranjero. La ministra de Turismo ha zanjado la cuestión informando de que no se podrá viajar al extranjero: «No podremos viajar fuera de nuestra comunidad autónoma».

El plan del Gobierno pasa por extender las restricciones también al puente de San José, entre el 17 y el 21 de marzo. En el puente de San José y durante la Semana Santa se podría relajar el toque de queda a las 23 horas y reducir las reuniones sociales a un máximo de 4 personas en lugares cerrados y 6 en espacios públicos. El plan será de obligado cumplimiento, incluso para Madrid, que se oponía a las intenciones del Gobierno.

La reunión de esta tarde se celebrará con la curva de contagios estabilizada pero aún lejos de la nueva normalidad. El preocupante repunte que están viviendo países del entorno como Francia e Italia son un aviso de lo que puede pasar en España si se relajan las medidas antes de tiempo. Ayer se notificaron en nuestro país 4.013 nuevos casos y 291 fallecidos.  

Pendientes de la vacunación

Mientras, el ministerio de Turismo sigue con su calendario de recuperación del sector, y la gran cuestión sigue siendo cuándo se podrá viajar. El Gobierno planea levantar los confinamientos perimetrales después de Semana Santa, aunque siempre en función de la situación epidemiológica. 

El sector turístico ya da por perdida la Semana Santa y pone su mirada en la temporada de verano. Esperan que entre abril y mayo se produzca la reapertura con el 40% de la población española vacunada. En una entrevista reciente, Reyes Maroto avanzó que «cuando tengamos este porcentaje de vacunación en primavera, estaremos en condiciones de empezar a reabrir nuestros destinos en línea con lo que estamos trabajando en la Unión Europea».

España recibirá en abril 5 millones de dosis de las vacunas que ya se administran en nuestro país, a las que hay que sumar la vacuna de Johnson & Johnson. Esto permitirá acelerar el ritmo de vacunación y mantener los plazos previstos por el Gobierno desde un principio: vacunar al 70% de la población española antes del verano.

Optimismo sobre el verano

La ministra de Turismo ha asegurado que el sector maneja «perspectivas optimistas» de cara al verano. Un elemento clave para dar un empuje definitivo al turismo es el pasaporte Covid, un registro de vacunación que permitirá a las personas inmunizadas viajar libremente. El proyecto ya está muy avanzado en Europa y podría ver la luz las próximas semanas. Si así sucede, la posibilidad de tener un verano normal aumentaría mucho.

El turismo internacional ha mostrado en las últimas semanas una predisposición a viajar a España este verano. En el Reino Unido se han disparado las reservas de vuelos para venir a nuestro país, y España sigue siendo una de las destinaciones turística favoritas de los turistas europeos, que muestran su intención de vivir el primer verano normal bajo el coronavirus.

El Gobierno también se ha pronunciado sobre los viajes del Imserso: la ministra de Turismo ha avanzado que intentarán acelerar los trámites para reactivar la demanda tan importante de un colectivo que en su mayoría ya estarán vacunados en verano.