Toni Cantó saliendo del tanatorio de Valencia (24/10/2018).

Toni Cantó, foco de las iras por su nueva idea: '75.000 euros por rascarse los huev**'

El nuevo cargo del político ha generado mucha controversia

La polémica vuelve a salpicar a Toni Cantó. En esta ocasión, debido a su nuevo cargo como director de la Oficina del español. Un puesto de nueva creación en la Comunidad de Madrid.

Poco se sabe de cuáles serán las funciones del actor y político. Desde la administración regional aseguran que se ocupará de la "promoción de la Comunidad de Madrid como capital europea del español". Una aclaración que saca de pocas dudas a los ciudadanos.

El exdiputado de Ciudadanos cobrará 75.000 euros en este cargo. Algunos aseguran que se trata de un gesto de agradecimiento de la presidenta de la Comunidad por apoyarle en las pasadas elecciones. 

Había dado su respaldo a Isabel Díaz Ayuso de manera pública, pero se quedó fuera de las listas electorales por no estar empadronado.

Las reacciones no se han hecho esperar. Tanto de compañeros de profesión como de anónimos.

Algunos le recuerdan a Toni Cantó sus palabras tras abandonar el proyecto de Ciudadanos. "Voy a llamar a mi representante para volver a trabajar en lo mío", aseguró.

Pero, sin lugar a dudas, el más contundente fue el alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente. En su cuenta de Twitter aseguró que Cantó "es simplemente un mierda". "Si tuviese un gramito de vergüenza y de decencia se habría ido a trabajar de lo suyo".

El regidor cree que el actor "prefiere seguir comiendo la sopa boba, que es a lo que se ha dedicado en la política. Además de a emponzoñar". Lo puede decir más alto, pero no más claro.

Los motivos de las críticas al actor y político

El 'pique' entre Cantó y Puente viene de lejos. El motivo del enfrentamiento son las críticas que hizo en su día el actor a la directora general de Seguridad Jurídica y Fé Pública. En concreto a Sofía Puente, hermana del alcalde de Valladolid.

La acusó de acceder al puesto por su parentesco con el primer edil. Ahora, el vallisoletano ha querido devolverle la moneda al exdirigente de Ciudadanos.

En declaraciones a algún medio de comunicación, Puente ratificó sus palabras y no se mostró para nada arrepentido. Dejó claro que no "han sido fruto de un ningún calentón".

El caso es que continuó con las críticas a través de las redes sociales, llamándole "memo". Y mostrando su malestar por el sueldo que tendrá. "Va a cobrar 75.000 euros por rascarse los huev** a dos manos".

No entiende que algunas personas muestren su malestar por lo que recibe él en concepto de salario. "86.000 euros, con una ciudad a su cargo, 3.200 trabajadores y 360 millones de presupuesto", recuerda.

A todo ello se le une que no tiene días libres, ni domingos ni festivo, explica Puente.

Sin lugar a dudas, el nuevo puesto de Toni Cantó le ha sentado fatal a su compañero socialista de Valladolid. Admite que "esto que suena fuerte es español de Valladolid. Del que se entiende claro".

Por eso le pide al actor "a ver si lo protege desde el chiringuito que le han creado". Aunque son muchos los que respaldan el punto de vista del regidor, también le han afeado las formas.

Los métodos de dar su opinión quizás no fueron los más correctos. Algunas personas echaron de menos "algo más de educación". Entienden que "las formas no hay que perderlas cuando se tiene esa responsabilidad". 

Y antes de enviar un mensaje de este calibre hay que pensarse las cosas más de una vez.

Los que optaron por arremeter contra Cantó, lo definen como un "impresentable, sin escrúpulos, ni principios". Con sus hechos, "ha perdido todo respeto y credibilidad, que es de lo único que se puede vivir en política".