Primer plano de un hombre sacando dinero de un cajero automático

Los pensionistas que no tendrán paga extra en 2021 en España

Las pensiones de incapacidad permanente por accidente laboral o enfermedad profesional se cobran en 12 pagas

Casi todos los pensionistas reciben la prestación en 14 pagas, las 12 correspondientes a los meses del año, más dos extraordinarias que se suelen cobrar en junio y en noviembre. Es un momento importante para los pensionistas, porque esos dos meses cobran el doble. Pero este complemento no se reconoce para todas las pensiones.

Tienen derecho a la paga extra tanto los que cobran una pensión contributiva como los que la tienen no contributiva. El importe de cada paga es idéntica a la de un mes corriente, y se empiezan a cobrar desde el momento en que se empieza la jubilación. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Las prestaciones contributivas por jubilación, viudedad u orfandad, e incapacidad permanente total por causa de enfermedad común, se perciben en 14 pagas. Las prestaciones no contributivas por jubilación o invalidez también se cobran en 14 pagas. En ambos casos, la cuantía mensual se multiplica por dos en junio y en noviembre.

Pero hay excepciones a la norma, y hay una serie de pensionistas que no tienen derecho a la paga extra. Se trata de las pensiones de incapacidad permanente derivadas de accidente laboral o por enfermedad profesional. En estos casos, la pensión llega en 12 pagas mensuales con las extras prorrateadas en ellas.

En realidad no cobran menos dinero, sino que reciben el importe distribuido en mensualidades ordinarias. Aunque no cuentan con paga extra en junio y noviembre, perciben una cuantía algo mayor en las pagas de cada mes. Solo en el caso de que la incapacidad permanente total derive de una enfermedad común, y no de un accidente laboral, se cobrarán las 14 pagas.

La incapacidad permanente total supone la inhabilitación del trabajador para desempeñar su actividad diaria. Esto no le impide dedicarse a otro tipo de trabajo mientras cobra la pensión, y por lo tanto puede compaginar la pensión con otros salarios siempre que estos provengan de empleos compatibles con la dolencia e incapacidad del trabajador. 

Condiciones de la paga extra

La paga extra es importante para los pensionistas, y más en tiempo de crisis como el que nos encontramos ahora. Teniendo en cuenta el sistema ordinario, el 25 de junio y el 25 de noviembre, un pensionista que cobra habitualmente 1.000 euros de pensión recibe 2.000 euros. A esto hay que añadirle la subida de las pensiones en 2021.

La paga mensual de las pensiones contributivas ha subido un 0,9% este año, mientras que los pensionistas no contributivos cobran un 1,8% más. Estos aumentos también se aplican a las pagas extras. Con el incremento, la pensión contributiva máxima queda fijada en 2.707 euros al mes, que también se establece como límite para las pagas extraordinarias. 

La pensión máxima anual no puede sobrepasar los 37.904,86 euros. Por lo tanto, el pensionista que tiene asignada una pensión máxima en 14 pagas deberá adecuar el límite mensual de forma que no supere el techo fijado. 

Calcular la pensión de 2021

¿Quieres saber a cuánto ascenderá la paga extra de la pensión este año? Primero tienes que saber el importe de la pensión en sí, que depende de los años que hayas cotizado a la Seguridad Social y las bases de contribución en los últimos años. En 2021 necesitas haber cotizado 37 años y 3 meses para jubilarte a los 65 años. 

El año en que la personas se jubila, la Seguridad Social le descuenta las pagas extras de los meses que no haya estado jubilado, y empezará a cobrarlas en su integridad al año siguiente. La cantidad de la pensión se establece en función del porcentaje de años cotizados en la base reguladora, además del porcentaje adicional por prolongación de la vida laboral.

Para los pensionistas jubilados después del 1 de enero de 2013, el cálculo se hace en base a los últimos 24 años cotizados (288 meses). La base reguladora será el cociente que resulte de dividir por 336 las bases de cotización durante los 288 meses anteriores al mes previo de la jubilación. Al resultado hay que añadirle las dos pagas extras.