Dos niñas con mochila y de espalda dirigiéndose al colegio

Una niña de 15 años se quita la vida y destapa el horror en un colegio de España

Un padre denuncia en redes sociales varios casos de bullying y discriminación encubiertos por el centro

Los  Mossos d’Esquadra investigan el suicidio  de una niña de 15 años en España. La familia ha denunciado al centro barcelonés por asedio escolar. La tragedia ha ayudado a sacar a la luz un oscuro historial de bullying y discriminación. 

La familia de la niña ha denunciado al centro Manyanet de Sant Andreu (Barcelona) ante la policía y el defensor del pueblo. Aseguran que se quitó la vida por el acoso reiterado que sufría. El colegio está tutelado por la congregación religiosa Pare Manyanet. 

A raíz del caso, un padre ha querido denunciar los supuestos abusos que se cometen en la escuela. Según David Vidal Castell, se trata de «el relato espeluznante de una escuela tóxica y discriminatoria». Sus hijos fueron al centro, pero los sacó de allí «por lo mismo».

Según su relato, «la escuela con su actitud ha favorecido situaciones peligrosas para la salud mental y física de los alumnos». Añade que los responsables «han escondido esos casos para no perjudicar el nombre de la escuela».

Acoso de los mismos profesores

Lamenta que todo esto haya acabado de forma trágica, con la muerte de una alumna. Pero era algo que tarde o temprano podía ocurrir. Asegura que hay «numerosos casos de bullying que han hecho marchar a muchos alumnos por no ser atendidos».

En ese sentido, señala la falta de protocolos de protección de los menores. En su caso particular, él mismo reconoce que su hijo sufrió acoso escolar incluso de los profesores. «Cuando se lo decía al coordinador, este lo ridiculizaba en clase», añade.

No duda en poner nombres y apellidos al responsable: «Este imbécil se llama Daniel Navarro, y ojalá esté en un lugar donde su cruel mediocridad no haga daño a nadie». Su caso, asegura, se parece al de la niña que se ha quitado la vida.

Sus padres explican lo mismo, que ante el asedio que sufría le restaban importancia. Ante el suceso solo les dijeron: «¿Os han dicho suicidado?, es broma». No ofrecieron ni siquiera una atención psicológica. 

Un caso de pedofilia relacionado

Este padre aprovecha para recordar el caso reciente de pornografia infantil en una escuela de Sant Andreu. «¿Os acordáis? Era por el padre Calvet, de Manyanet, que sigue por los pasillos entre los menores». 

El escándalo al que se refiere tuvo lugar en el colegio Jesús, Maria y Josep de Barcelona. Es un centro tutelado por la congregación Pare Manyanet. Encontraron 39 gigas de material pedófilo en el ordenador de uno de los sacerdotes.

Un informático del centro descubrió el delito y lo puso en conocimiento de la policía. El sacerdote fue detenido por la policía, y la investigación sigue en marcha. El centro religioso abrió un expediente sancionador al técnico que denunció el hecho delictivo.

«Ahora, el informático que alertó a los Mossos está amenazado y de baja por depresión», explica David Vidal. Así concluye su denuncia por los supuestos abusos que se cometen en el centro barcelonés. Su versión viene apoyada por otros padres.

Otros padres ratifican su versión

En el mensaje que ha colgado en redes sociales se pueden leer comentarios de otros padres. Algunos muestran preocupación: «Soy madre de dos niños de esta escuela, conozco demasiados casos de primera mano». 

Una ex alumna denuncia «un ambiente totalmente tóxico y casos de bullying encubiertos». Más usuarios ratifican que el acoso viene de parte de los mismos profesores. «Los acosadores están protegidos por la dirección», asegura uno tajante

También hay muchos mensajes de personas incrédulas con la situación. «No lo entiendo, todos quejándose pero llevan a sus hijos a esta escuela», dice un usuario. El caso ha servido para sacar a la luz las sospechas sobre este centro religioso.