Miguel Blesa, Rita Barberá y Álvaro Lapuerta.

Las sospechosas muertes de varias personas relacionadas con el «caso Gürtel»

La muerte de Miguel Blesa ha sido la última

Antes que él, la también inesperada muerte de Rita Barberá había hecho aparecer algunas conspiraciones alrededor de su relación con el «caso Gürtel» y las diferentes muertes en los últimos años de personas relacionadas con la investigación de la trama de corrupción más grande del país. Hasta cuatro personas directamente relacionadas con «Gürtel» han muerto o han acabado en coma durante los últimos dos años. Uno de los primeros «desaparecidos» fue el extesorero del Partido Popular, Álvaro Lapuerta, que quedó en coma después de una caída en su domicilio familiar. Meses después, fue la mujer del portavoz adjunto de los Populares en el Senado, María del Mar Rodríguez Alonso, imputada en el caso y que apareció muerta en un hotel de Bilbao.

Pero aún faltaban las muertes más «sospechosas» relacionadas con el caso. En agosto de 2015 moría Antonio Pedreira, el juez de Gürtel, que pocos días antes había asegurado a su entorno más cercano que si Bárcenas y Balín tiraban de la manta podía «tambalearse el Estado». Después llego la muerte del exasesor y jefe de prensa de Javier Arenas, Isidro Cuberos. Cuberos, que fue encontrado muerto en un barranco de Mijas (Málaga), había negado semanas antes que la versión de Francisco Correa fueran ciertas. El último capítulo lo ha cerrado Miguel Blesa, quien ha muerto mientras estaba a la espera de conocer la fecha de celebración de un nuevo juicio en el que se iba a enfrentar a una petición de cárcel de cuatro años por parte de la Fiscalía Anticorrupción.