El president del govern espanyol Pedro Sánchez

Sorpresa por los días de vacaciones de Pedro Sánchez con su mujer Begoña e hijas

El Presidente del Gobierno se va a marchar de vacaciones casi un mes en plena pandemia

Este verano está resultando de lo más atípico, y las queridas y ansiadas vacaciones de muchos se han visto afectadas por los últimos avances de la pandemia, que si bien está más controlada que en marzo, sigue provocando rebrotes y mucha incertidumbre, hecho que marca sin duda, una tendencia a acortar los días de descanso vacacional o incluso anularlo o cambiar de destino por uno más cercano, por si de repente nos vuelven a confinar.

Esto ha afectado incluso a las tradicionales vacaciones de los Reyes, que este año se han visto obligados a acortar su descanso estival a solo 2 días, del 7 al 8 de agosto, que pasarán en Baleares y que precederán a una intensa agenda del 10 al 17 de agosto, en que se reunirán con los sectores más afectados por la pandemia como vienen haciendo en su periplo nacional desde que empezara la desescalada. Nada que ver con las vacaciones privadas que podían disfrutar los otros años.

Pedro Sánchez se va de vacaciones a Lanzarote

Pero parece que Pedro Sánchez va a ser la excepción. En este contexto de contención y con la que está cayendo, ha sorprendido mucho la decisión del presidente del Gobierno de permitirse ni más ni menos que 3 semanas de vacaciones, apartado de toda obligación y responsabilidad, para pasar este agosto de retiro con su familia, primero en Lanzarote y luego en Doñana.

El Presidente se marchará a su destino vacacional con su mujer Begoña Gómez y sus hijas el próximo 4 de agosto y volverá a finales de este mes. En Lanzarote se alojará en la finca de La Mareta, donde pasará una semana, para luego volar a las Marismillas, en el parque nacional de Doñana, uno de sus destinos habituales.

En plenos rebrotes que asolan toda España y teniendo encima la crisis económica más brutal desde la Guerra Civil, no son pocos los que han criticado que el presidente del Gobierno se desentienda de todo y disfrute de sus ‘merecidas vacaciones’ sin pudor.