Primer plano de Fernando Simón informando de la evolución de la crisis del coronavirus en la Moncloa

Los expertos en epidemias piden una sola cosa a Fernando Simón

La Sociedad Española de Epidemiología, preocupada por los nuevos brotes, exigen a Fernando Simón medidas contra el coronavirus.

La Sociedad Española de Epidemiología (SEE) advierte este martes que si no se toman las medidas de contención necesarias, la pandemia por coronavirus «podría empeorar».

La institución se ha mostrado preocupada por la situación actual y ha instado a los organismos responsables de la salud del país a reforzar los sistemas sanitarios del país. El epidemiólogo al frente de la lucha contra el coronavirus, Fernando Simón, debe darse por aludido y tomar el consejo de la SEE para combatir el virus y evitar más víctimas. 

En el camino contra la estabilidad y erradicación del Covid-19, la institución sanitaria española ha informado a través de un comunicado que ayudarán a las autoridades sanitarias estatales y autonómicas mediante la facilitación de los recursos necesarios.

La Sociedad Española de Epidemiología participará y ayudará «cualquier proceso de evaluación que permita generar conocimiento» con la idea de plantarle cara al virus con «la mayor efectividad posible, aportando profesionales de todo el abanico multidisciplinar de la Salud Pública».

La SEE exigen refuerzos

Los expertos de la SEE consideran que es imprescindible realizar una evaluación de las estrategias que se han llevado a cabo desde que comenzó la crisis sanitaria, así como el impacto de estas. La idea es mejorar la capacidad de respuesta, en tanto que se favorece «la aplicación de las medidas más efectivas y descartando aquellas que tienen poco o ningún beneficio».

Del mismo modo, llaman a las instituciones a fortalecer los sistemas de salud y los distintos niveles asistenciales los Servicios de Epidemiología y Salud Pública, la Atención Primaria, la Atención Especializada y los Servicios Sociales.

Principalmente, la SEE se centra en la necesidad de reforzar los sistemas de control y vigilancia de enfermedades transmisibles. Para ello, es crucial dotar a estos departamentos de todos los recursos humanos que requieren y abordar con eficacia la identificación y el seguimiento de los contagios y las personas con las que los pacientes han entrado en contacto.

La tarea, especifican y destacan desde la SEE, debe ser abordada por profesionales «adecuadamente formados» con unas condiciones laborables y con una remuneración «dignas».

Finalmente, invocan a la responsabilidad «individual, colectiva e institucional», ya que es la «mejor manera» de mitigar el impacto. Por este motivo, instan a toda la sociedad a no abandonar las recomendaciones de prevención: lavarse asiduamente las manos, el uso de la mascarilla, respetar la distancia de seguridad de 2 metros, disminuir la actividad social, sobre todo en lugares con poca o sin ventilación y ser respetuosos con la cuarentena o el aislamiento cuando es necesario.