Efectivos sanitarios con equipos de protección individual atendiendo un paciente durante la emergencia del Coronavirus

'La segunda ola es inevitable': Los meses que tenemos para prepararnos

Es ya un hecho indiscutible que el coronavirus regresará con un nuevo brote, aunque no se conoce aún con qué virulencia

España y el mundo entero ha tenido que hacer frente al desafío del coronavirus, y aunque ahora nos encontramos en un momento de la pandemia en que todo parece controlado y las cifras de contagiados y muertos empiezan a bajar, los expertos no nos traen buenas noticias respecto al regreso de la enfermedad.

Todo apunta a que nos tendremos que ir preparando para sufrir un segundo ciclo de la enfermedad, que previsiblemente ocurrirá en otoño, aunque nadie lo puede asegurar por ahora.

Hans Kluge, director de la OMS para Europa, ya ha empezado a hacer un llamamiento a los ciudadanos para que se preparen para lo peor, ya que la segunda ola que suframos del SARS-COVID-2 podría ser mucho más letal que la primera, tal como él mismo ha contado a ‘The Telegraph’: «Estoy muy preocupado por una doble ola. En otoño, podríamos tener una segunda ola de covid y otra de gripe estacional o sarampión».

El coronavirus podría reproducir el mismo patrón que la gripe española de 1918, que fue catastrófica

Lo que está claro es que, aunque lo hagamos muy bien, y mientras esperamos la vacuna, el virus regresará a nuestras vidas más pronto que tarde, eso se sabe seguro, y nadie discute que estará entre la población los próximos 18 o 24 meses; la incógnita es saber con qué virulencia volverá y cómo afectará de nuevo a nuestras vidas. Respecto a este segundo brote, los expertos barajan 3 escenarios distintos de lo que pueda llegar a suceder, y que se basan en el comportamiento de las pandemias  que han asolado la humanidad en los últimos 250 años. 

El primer escenario que se baraja, es el de un retorno del virus de una manera parecida a la que hemos sufrido ahora, con sus subidas y bajadas de la incidencia, y que se repetirían en otoño y primavera hasta 2021.

El segundo, mucho más alarmista, es que el virus imite el comportamiento de la gripe española de 1918, y que lo que hayamos sufrido haya sido solo un preámbulo previo a un segundo brote mucho más virulento y mortífero, que vendría 6 meses después, el próximo otoño. El tercero, es el más optimista pero a la vez poco probable, y es que vuelva el Covid-19 pero con poca afectación entre la población y que poco a poco se vaya eliminando.

Habrá que prepararse mental y físicamente para esta nueva ola, que no sabemos qué nos deparará ni cómo va a afectar a nuestra sociedad, hasta que se encuentre una vacuna para poder erradicar finalmente el SARS-COVID-19.