Terrazas en una céntrica calle de Pamplona el 26 de noviembre del 2020

Otra comunidad endurece medidas en comercio y restauración y confina su capital

Los gobiernos autonómicos siguen reaccionando al incremento de casos tras las navidades

La situación epidemiológica en España tras las navidades es preocupante. Los datos de esta semana han confirmado que la relajación de medidas ha acabado disparando la tercera ola en todo el país. Solo hay que ver los datos del lunes, donde se registraba el récord de casos tras un fin de semana o del martes, donde se veían cifras no vista desde hace semanas

Es por eso que los diferentes gobiernos autonómicos se están viendo obligados a reaccionar de manera contundente para evitar que se disparen todavía más los contagios en sus territorios. Y uno de los últimos que ha decidido tomar medidas contundentes ha sido el gobierno de La Rioja. 

La propia presidenta de la comunidad riojana, Concha Andreu, era la encargada de confirmar las nuevas restricciones que se aplicarán. Y una de las más destacadas es la que afectada directamente a sectores ya sensiblemente tocados como el comercio y la restauración. Así, todas las actividades que se consideren no esenciales se verán obligadas a cerrar a las cinco de la tarde. 

Junto a esta, la gran novedad es la implementación de un nuevo límite a la movilidad. Y es que Andreu confirmaba el cierre perimetral de Logroño y de su área metropolitana, que incluye las poblaciones de Lardero y Villamediana de Iregua. Además de estas medidas, la presidenta riojana ha recomendado el autoconfinamiento de toda la población, especialmente a los mayores de 65 años.

Concha Andreu ha insistido en la necesidad de actuar ya, aunque reconociendo que hubieran preferido no ser tan contundentes. «No son medidas que nos hubiera gustado adoptar, pero lo hacemos por responsabilidad y con el fin de salvar vidas», explicaba en la rueda de prensa. 

Lo que también confirmaba la presidenta de La Rioja es que el toque de queda nocturno se mantendrá tal y como estaba hasta ahora. La movilidad quedará restringida, salvo excepciones justificadas, entre las 22 y las 06 horas.

Además también se mantiene una de las medidas más contundentes como es que las reuniones sociales ni familiares no pueden ser de más de cuatro personas que no sean de un mismo núcleo familiar. Todas estas medidas entrarán en vigor el próximo sábado, aunque ya serán publicadas en el BOR en las próximas horas, y que duren hasta el 31 de enero. 

La Rioja se encuentra en «la fase ascendente de la tercera ola»

«La situación es grave y no va a ser mejor en las próximas semanas», ha asegurado Andreu, quien ha querido dejar clara también otra cosa, y es que la tercera ola ya estaría, de pleno, en la comunidad. «La Rioja ya se encuentra inmersa en la fase ascendente de la tercera ola de la pandemia», ha dicho.

Tras esto, la presidenta ha querido también hacer un llamamiento de responsabilidad a la población: «Es absolutamente necesario que todos sigamos remando en el mismo sentido. Esto no ha acabado, el virus sigue entre nosotros y sus efectos siguen siendo devastadores».

«No son medidas que nos hubiera gustado adoptar, pero lo hacemos por responsabilidad y con el fin de salvar vidas», se ha justificado. Y es que, la situación en La Rioja es bastante preocupante.

Suben los casos y la presión asistencial

Los datos de esta última jornada han dejado claro que la evolución de la pandemia en la comunidad no es a mejor, sino todo lo contrario. Entre la anterior jornada y la de ayer, según la información dada hoy, en La Rioja habría aumentado tanto la presión asistencial como los nuevos casos de covid entre la población.

En concreto, han sido trece ingresos más en hospitales, sumando así un total de 122 pacientes ingresados. La incidencia acumulada es otro de esos indicadores que también ha aumentado llegando a situarse en 597,83 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, ayer este dato era de 561.