Fernando Simón, en una compareixença a la Moncloa

La respuesta de Fernando Simón a Pablo Motos

Defendió, posiblemente sin quererlo, al presidente Sánchez de los ataques del presentador

Durante la presentación del plan de desescalada este martes, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, insistió que el uso de las mascarillas seria  muy recomendable  pero en ningún caso obligatorio. Esta afirmación provocó la reacción horas después de  Pablo Motos, que no dudó en criticar abiertamente a Sánchez. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Y es que el presentador de 'El Hormiguero' espetó en directo que si no obliga al uso de mascarillas es porque «el orgullo le impide decir que han vuelto a meter la pata». Recordaba así que ya en marzo se insistía en su no obligatoriedad e insistía que «habrá un momento en que se caerá el guindo y será obligatoria». 

Curiosamente, hoy Fernando Simón ha tenido que responder sobre esta cuestión en la rueda de prensa diaria y sus palabras iban en la línea del presidente. Ha confirmado que las autoridades dan una «fuerte recomendación» para su uso además de valorar que en España, salvo algunas excepciones, hay equipos de protección «para todo el mundo». Ha recordado que se trabaja para acumular reservas pero insiste que «tenemos que utilizarlos correctamente»

Los motivos para no hacer su uso obligatorio

Simón aunque admite que su uso puede reducir la transmisión de la Covid-19, hay casos donde se hace difícil su uso. «Personas con problemas respiratorios, otros sufren crisis de ansiedad  cuando las utilizan», explicaba además de recordar que «con los niños no es fácil que las usen correctamente». 

A su parecer este tipo de casos hace difícil imponer su obligatoriedad. Insistía también que hay quién «por su alta actividad física» tampoco es recomendable que la utilice. Además, concluía que «hay situaciones en las utilizar una mascarilla ni aporta ni quita nada, como cuando se está paseando solo por la calle y no hay nadie en 200 metros». Aun así, decía que es importante «adquirir el hábito de utilizarla y entenderla como una media de que no estamos en una situación normal».