Imagen de una persona con un resfriado

Los virus del resfriado común podrían generar inmunidad cruzada a la Covid-19

Podría ser la explicación al por qué hay personas que cursan la enfermedad de forma asintomática o con síntomas muy leves

Las investigaciones sobre el coronavirus avanzan a un ritmo vertiginoso. Científicos de todo el mundo trabajan para arrojar algo de luz sobre un extraño virus que resulta desconcertante para los propios expertos. 

A pesar de los numerosos estudios que tratan de averiguar como actúa el virus, todavía hay muchas dudas pendientes de resolver.

«Nos desconcierta su capacidad de resistencia y de transmisión, que haya personas infectadas que están asintomáticas y que pueden transmitirlo ha sido una de las razones que lo hacen tan peligroso», señalaba el jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Universitario La Paz de Madrid  en una entrevista con EFE.

El distinto grado de afectación del virus

Expertos de todo el mundo han intentado descubrir por qué hay gente que cursa la enfermedad de forma asintomática, mientras otros desarrollan enfermedades realmente severas. Especialmente raro es el caso de los niños, que no suelen presentar patologías a pesar de estar contagiados. 

Un estudio reciente ha encontrado una posible explicación a esta cuestión, señalando que las personas asintomáticas podrían presentar cierta inmunidad tras haber padecido otros virus propios del resfriado común. 

Test serológicos realizados en Nápoles
un 43% de las personas que dieron positivo en el test de anticuerpos cursaron la enfermedad con un solo síntoma: la pérdida de olfato, mientras que el 23% fueron asintomáticos. | EFE

Para que lo entendamos, los virus del resfriado común son primos del SARS-COV-2, unos «lazos familiares que podrían haber generado  inmunidad cruzada en parte de la población que lo haya padecido de forma leve o asintomática», explica el microbiólogo Julio García.

Conclusión del estudio de seroprevalencia

Según el estudio de seroprevalencia llevado a cabo por el Instituto de Salud Carlos III  solo un 5% de la población ha generado inmunidad al coronavirus.

Dentro de este grupo, un 43% de las personas que dieron positivo en el test de anticuerpos cursaron la enfermedad con un solo síntoma: la pérdida de olfato, mientras que el 23% fueron asintomáticos. 

El porcentaje restante corresponde a las personas que cursaron la enfermedad con al menos tres síntomas (fiebre, tos, diarrea, dolor de cabeza…). De esta forma se pone de manifiesto el distinto grado de afectación del coronavirus.

Por una parte se encuentran las personas con anticuerpos que cursaron la enfermedad casi sin enterarse y, por otra, las miles de personas que tuvieron que ser hospitalizadas y murieron a raíz del virus.

Los expertos advierten de que el virus sigue estando presente y no debemos confiarnos ante la creencia de que desaparecerá con el calor, puesto que ya se está viendo el alto nivel de contagio que hay en  países cálidos como Brasil. 

El proceso de desescalada es un proceso de  prueba-error en el que debemos tomar todas las medidas de precauciones marcadas para evitar una posible segunda oleada del virus.