Representación del Olimpo, el monte de los dioses

Los 10 dioses griegos más importantes

Repleta de violencia, sensualidad y episodios divertidos, la mitología griega ejerce una gran influencia en nuestra cultura

A lo largo de la historia de la humanidad religiones  ha habido muchas y dioses todavía muchos más. Pero como las deidades de la antigua Grecia muy pocos. Hace ya muchos siglos que nadie cree en los dioses griegos  pero ellos siguen presentes entre nosotros: en la literatura, en el cine y el teatro, en el lenguaje popular e incluso en nuestro sistema solar dando nombre (con sus nombres romanos, no griegos) a los planetas que lo conforman.

La mitología griega ha influido de forma fundamental en el desarrollo de la cultura occidental. De hecho son claves en la creación de eso que llamamos "cultura occidental". Gracias a Dios las antiguas ciudades de la Grecia clásica no estaban gobernadas por sacerdotes como ya les había sucedido a los egipcios o a los asirio-babilónicos. Los que mandaban eran grupos de aristócratas poco inclinados a la oración y al misticismo. Creían en dioses, sí, pero en unos dioses muy humanos.

Los dioses griegos eran poderosos y temibles pero no eran omnipotentes. Ni siquiera el más grande de todos ellos Zeus  pudo hacer todo lo que hubiese querido.  Sobre él y todo el resto de divinidades quien realmente mandaba era el destino o como lo llamaba Homero la "Ananké", la necesidad. Eso del poder limitado de los dioses y de los tiranos en general está en la base de uno de los legados que los griegos regalaron al mundo: la democracia.

La religión en Grecia no era muy religiosa. Sus dioses tenían casi todos los vicios y defectos de los mortales: se peleaban entre ellos, se emborrachaban, mentían como bellacos, eran caprichosos e indisciplinados y se ponían los cuernos unos a otros sin complejos. No hay que extrañarse entonces de que el respeto de los griegos por estas divinidades tuviese otra dimensión. Nada en comparación con el terror que infundía Jehová, el terrible dios de los judíos.

Sí los dioses no eran un ejemplo de moralidad para los hombres entonces los hombres tenían libre albedrío. Y si los dioses no lo podían todo tampoco podían explicarlo todo. Así nace la observación racional del mundo para entenderlo, y de ahí derivan la filosofía  y la ciencia.

A diferencia de cualesquiera otros dioses que se precien los de los griegos no vivían en el cielo sino en la cima de una montaña, en el monte Olimpo. Haber hubo muchos, pero estos son los diez dioses griegos más importantes.

Escultura frente al Parlamento de Austria que representa a Zeus y a Hera
Hera era la mujer de Zeus, y su relación, a veces complicada, dio pie a multitud de historias. | Cedida

Zeus

Dios del Cielo y soberano del Olimpo Zeus domina el rayo y el trueno y es el padre supremo de todas las demás deidades y de los mortales que habitan la tierra. Nació en la isla de Creta y fue salvado de las fauces de su padre Cronos por la decisiva intervención de su madre Rea. Eso le libró de ser devorado por su progenitor como les pasó al resto de sus hermanos.

Rea escondió y cuidó a Zeus hasta que este se convirtió en el máximo referente de los dioses griegos y amo y señor del universo.

Poseidón 

Es el dios de los mares y los océanos. Controla la furia de las aguas y puede ocasionar terremotos según su capricho. Es natural de la ciudad de Rodas donde fue criado por los Telquines, unas criaturas híbridas marino-terrestres.

Su historia es muy parecida a la de su hermano Zeus, ya que fue escondido por su madre entre un rebaño de corderos para que su padre Cronos no se lo merendase.

Poseidón une sus fuerzas con  Zeus para derrotar a Cronos y así se ganó su famoso tridente. Custodia de los mares y océanos y el destino de los marinos de toda la antigua Grecia estaba en sus manos.

Hades

Hades es el dios del inframundo. Es el mayor de los hijos varones del titán Cronos  y él si fue comido por su padre. Más tarde rescatado de la muerte por Zeus. En alianza con sus hermanos Zeus y Poseidón consiguieron vencer a Cronos.

Una vez lograda la victoria los tres se adueñan del universo y se lo reparten como buenos hermanos. A Hades le tocó el inframundo, el lugar al que van todos los mortales al morir. Debido a la  terrible soledad que sufría Hades en el inframundo le llevó a raptar a la doncella Perséfone hija de Zeus y la obligó a casarse con él.

Se le suele asociar con la maldad aunque siempre busca mantener en el mundo un equilibrio adecuado entre el bien y el mal.

Hera 

Hera es la reina de los Dioses de Olimpo. Es  la hermana mayor del todopoderoso Zeus y también es su esposa. Vela por las uniones matrimoniales y los nacimientos y brindarles especial protección a todas las mujeres del mundo.

Tiene personalidad noble y muy humana a pesar de ser una diosa. En honor a Hera en Grecia se celebraban fiestas llamadas “Matronalia” en el mes de marzo.

Representación de Afrodita y Ares
Ares era el amor verdadero de Afrodita, que se vio obligada a casarse con Hefesto. | Cedida

Afrodita

Afrodita es la diosa de la lujuria, la belleza, la sexualidad y la reproducción. Aunque a menudo se alude a ella en la cultura moderna como «la diosa del amor» no se refiere al amor en el sentido cristiano o romántico, sino específicamente al Eros, la atracción física o sexual. Su equivalente romana es la diosa Venus.

Afrodita  gobierna sobre el sexo y la reproducción. Nació del esperma del titán griego Urano  al que Cronos le cortó los testículos. Salió del mar ya como adulta y fue deseada por muchos hombres desde el primer momento.

Por miedo un conflicto en el Olimpo por ella Zeus decidió que fuese Hefesto quien se quedase con Afrodita. A Afrodita nunca le gustó Hefesto y le engañaba con Ares.

A Hefesto no le sentó bien el adulterio de Afrodita y se quejó a los Dioses del Olimpo. No le hicieron mucho caso y solo sintieron envidia de la suerte de Ares.

Atenea 

Es la diosa de la sabiduría y una de las principales y más influyentes del Olimpo. Nació directamente de la cabeza de Zeus  cuando este se tragó a su madre. Atenea surgió con la inestimable colaboración de Hefesto que abrió la cabeza de Zeus. 

Atenea tiene grandes habilidades para las ciencias y la estrategia. Eso le ayuda también en el campo de batalla y por eso Atenea es también una grandiosa guerrera.

Ares

El temible dios de la guerra. Ares es la otra cara de la moneda de su hermana Atenea. Representa el instinto más puro y visceral de la guerra. Es el dios la violencia en su máxima expresión. También es el fundador de la ciudad de Tebas donde vivían los espartanos.

A pesar de toda su fuerza Ares fue derrotado en varias ocasiones por su hermana Atenea. También fue herido por el héroe griego Diomedes  y tuvo que volver al Olimpo para curarse y dejó a los troyanos sin su ayuda durante la batalla.

Apolo

Apolo es el dios del Sol. Encarna la perfección y la belleza. Es hijo de Zeus.

Además del Sol también es el dios de las enfermedades y la sanación, de las plagas y de los antídotos contra ellas. Apolo representa el equilibrio entre lo saludable y lo insano.

Ares tuvo un papel crucial durante la Guerra de Troya. Cuando el Rey de los troyanos negó a los Dioses las ofrendas prometidas liberó una peste mortal sobre la ciudad.

También dirigido la flecha del Príncipe Paris hacia el talón de Aquiles, lo que le provocó la muerte.

Representación de Dionisio, dios del vino
Dionisio es siempre representado junto a su mayor amor, el vino | Cedida

Dionisio

Dios del vino y de la vida. En el sentido estricto Dionisio no es un dios sino un semidiós porque es hijo de Zeus y una mortal llamada Sémele. También es el señor de la agricultura y del teatro.

Dionisio nació dos veces, la primera vez en forma mortal y la segunda como dios gracias a la intervención de su padre  Zeus.

Artemisa

Es la diosa de la caza. Artemisa es hermana melliza de Apolo y ayuda a las mujeres durante el parto. Al igual que le pasó a su hermano Apolo fue repudiada por Hera porque ambos son fruto de las infidelidades de Zeus.

De niña le pidió a Zeus que le concediera el regalo de la virginidad eterna. Por ese motivo Artemisa no tiene ningún tipo de deseo sexual. Muchos compañeros de cacería entre ellos el mortal Orión intentaron robarle la virginidad. Y todos ellos incluido Orión lo pagaron con su vida.