Calle vacía durante el toque de queda por el coronavirus

'Nos acercamos a un confinamiento en casa y debe ser de varias semanas'

El ex consejero de Sanidad, Rafael Bengoa, cree que en septiembre se habrá vacunado el 70% de la población

Uno de los expertos que más ha insistido en la necesidad de aplicar un confinamiento total es el experto en Salud Pública y ex asesor de Obama, Rafael Bengoa. En su opinión, las nuevas variantes del coronavirus han complicado aún más la situación y la única solución para doblegar la curva de los contagios es permanecer tres semanas sin salir de casa.

El que fuera consejero vasco de Salud y exdirectivo de la OMS ha subrayado la gravedad de la situación, que hace que «la cepa del año pasado nos va a parecer buena en comparación con la nueva variante británica».

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La mutación del coronavirus ha conseguido una mayor capacidad de contagio que según los científicos podría llegar a ser un 70% más. Queda por confirmar si, además, podría ser más letal, algo que de momento sigue siendo una incógnita. Pero en lo que coinciden los expertos es que la nueva variante está detrás de la tercera ola que hace estragos en Europa.

«La ciencia lo que puede hacer es asesorar, pero al final la decisión es política» dice Rafael Bengoa, «se toma una decisión de no confirmar y al no confinar estamos aceptando convivir con el virus e intentar convivir con la nueva variante inglesa». Algo que, en su opinión, explica buena parte de los problemas para contener la escalada de los casos.

Los contagios en España aumentan a un ritmo alarmante hasta los 40.000 casos diarios. La situación lleva a los servicios sanitarios de las comunidades autónomas al límite. Este lunes, la Unión Europea recomendó el confinamiento en todas las zonas con una incidencia superior a los 500 casos por 100.000 habitantes. Con los datos en la mano, 42 millones de españoles estarían hoy confinados, y solo se librarían cinco regiones: Canarias, Cantabria, Asturias, Navarra y País Vasco.

La semana pasada, las comunidades autónomas volvieron a pedir al ministro de Sanidad, Salvador Illa, una ampliación de sus competencias para tomar medidas más duras. Sin embargo, Sanidad rechazó la propuesta e hizo un llamamiento a los territorios para utilizar las herramientas que ofrece el actual estado de alarma.

Acelerar el ritmo de vacunación

Con el confinamiento en el aire, la gran esperanza para superar la pandemia son las vacunas. Pero Rafael Bengoa también es muy pesimista en este apartado por el lento ritmo de vacunación. Algo que, en su opinión, no es solo culpa de Pedro Sánchez: «Hay algunas cosas que dependen del Gobierno, pero hay otras cosas que no. Hay que asegurar que con las vacunas que tenemos lo hacemos bien y rápido, pero hasta septiembre no tendremos al 70% de la población vacunada».

Son ya varios los expertos que han puesto el acento en la aceleración de la campaña de vacunación para inmunizar al máximo posible de personas antes de que la variante sea mayoritaria. Esto podría suceder en el mes de marzo, si sigue el mismo ritmo que en Reino Unido. Dan por hecho que si eso sucede, habrá un gran incremento de los contagios, los ingresos hospitalarios y los fallecimientos.

Para Bengoa, a finales de 2021 empezaremos a ver la luz al final del túnel gracias a la llegada de la inmunidad de rebaño y de un medicamento eficaz contra el coronavirus. Hay que recordar que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, puso como fecha el mes de julio.

Quién debería ser el nuevo ministro de Sanidad

Hoy precisamente se ha despedido de su cargo Salvador Illa, y Rafel Bengoa ha dado su opinión sobre el relevo: «Es preferible que sea alguien del sector, pero los partidos políticos de nuestro país, incluso en un estado de guerra, siguen teniendo un pensamiento único y por lo tanto los nombramientos son puramente políticos».

El ex asesor de Obama cree que uno de los grandes problemas que ha tenido España durante la pandemia es la politización de los cargos: «Es evidente que el ministro Illa tenía que tomar una decisión entre una cosa y otra».