Imagen de una calle de Córdoba

La propuesta española para abrir ya tiendas y bares: Un solo requisito

Los comerciantes y hosteleros lanzan propuestas para que la apertura de los establecimientos no pongan en riesgo la propagación del virus.

Las pérdidas económicas para los  sectores de la hostelería y el comercio  están siendo dramáticas. Desde el inicio del estado de alarma, estos propietarios, muchos autónomos, están parados sin obtener ningún ingreso y afrontando de igual manera los gastos fijos de la empresa. 

Ante una situación tan dramática e incierta es lógico que los empresarios esten preocupados por reanudar su actividad cuanto antes, llevando a cabo, claro está, todas las medidas de protección necesarias para evitar una segunda oleada del virus. 

De esta forma, asociaciones y entidades como Hostelería de España, que agrupa a casi 300.000 bares; Acotex, la patronal textil; la Confederación Española del Pequeño Comercio (CEC) y Aecoc, la mayor asociación de fabricantes y distribuidores de productos de gran consumo del país, están estudiando y ofreciendo diversas medidas para la reapertura.

Pulseras de identificación

Las asociaciones de empresarios han ofrecido numerosas opciones para una salida segura del confinamiento, pero una de las medidas destaca más que ninguna otra. 

Fuentes del sector hostelero proponen un sistema pulseras por colores que actuaría como una especie de pasaporte biológico. Estas servirían para  identificar a las personas en función de su grado de inmunidad o riesgo. 

Las personas que hayan pasado la enfermedad podrían llevar una pulsera de color blanco, las de bajo riesgo una de color verde y las más vulnerables de color rojo. Como ejemplo para ilustrar la propuesta serían las pulseras de los hoteles resort.

Otras propuestas

Algunas propuestas que manejan las asociaciones son la apertura inicial de los comercios más pequeños y las terrazas de los bares con más espacio en la calle.

De esta forma, la restricción del aforo afectaría más a los comercios grandes. «Por motivos de aforo y de control, es lógico pensar que el pequeño comercio será el primero en abrir sus puertas», señala Pedro Campo, presidente de la CEC.

La propia ministra de  Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto, señaló recientemente en rueda de prensa que la actuación de los supermercados podría marcar las medidas del resto de comercios «el aforo y las medidas de distanciamiento e higiene, como han hecho los supermercados sirven de pista», una opinión que comparte Aecoc. 

Desde Hostelería de España solicitan al Gobierno que estas medidas empiecen a tomarse en función de las regiones y los grupos de población, permitiendo primero la salida de las comunidades menos afectadas y los grupos de edad menos vulnerables. 

Postura del Gobierno

El Gobierno  ya se encuentra estudiando diversas opciones para comenzar la paulatina desescalada de las restricciones de confinamiento. 

Los hosteleros y comerciantes reclaman participar en este plan de vuelta a la actividad, pero de momento  el Gobierno prioriza la monitorización de las soluciones aplicadas otros países. 

Principalmente, los ejemplos a seguir estarían en Italia por ser el país más parecido en cuanto a la expansión del virus, aunque las iniciativas de China, Corea del Sur, Alemania y Austria también están siendo observadas.