Imagen de los reyes durante su visita a Gran Canaria.

Los cambios para España que el presidente de Mercadona ha pedido a Felipe y Letizia

El presidente de la cadena de supermercados transmitió a los Reyes de España su preocupación por la situación económica del país

Las consecuencias económicas del coronavirus están afectando gravemente a gran parte de las empresas españolas, incluso a aquellas que durante la crisis prestan servicios esenciales  como el de la alimentación. 

Es el caso de la cadena de supermercados Mercadona, que según fuentes consultadas por 'El Mundo' ha registrado por primera vez en décadas un parón temporal de beneficios  durante este pasado mes de marzo. 

A pesar del aumento de ventas que se generó al inicio de la crisis como consecuencia del miedo a la escasez, el consumo ya se ha moderado y los gastos de la  empresa de Juan Roig  para afrontar la crisis también han aumentado. 

En primer lugar por la inversión realizada para garantizar la  protección de los trabajadores y los clientes, y en segundo por la paga extra  concedida a los empleados como premio por el esfuerzo.

Esta situación preocupa y, mucho, al presidente de la cadena de supermercados valenciana, que no dudó en transmitir su perspectiva de la situación económica del país a los Reyes de España  durante la ronda de contactos que iniciaron con empresarios españoles. 

Políticas flexibles

Según la información publicada por  'El Mundo' durante la reunión celebrada el 26 de marzo, Juan Roig defendió ante Felipe y Letizia que el país debe cambiar y reaccionar con flexibilidad y agilidad para lograr «un despegue rápido». 

Además, el presidente de la cadena habría agradecido «expresamente a los Reyes por interesarse en cómo estaba funcionando  la economía productiva del país» durante la crisis. 

La preocupación de Juan Roig por la situación económica de las empresas españolas y las políticas del Gobierno también se pusieron de manifiesto tres días después de la videoconferencia  con los reyes.

El presidente de Mercadona se unió al duro comunicado de la Asociación Valenciana de Empresarios, contra las políticas del Gobierno «no es tolerable que desde el Gobierno se cuestione la ética de los empresarios y autónomos».

En el comunicado exigían al Gobierno «adoptar medidas urgentes para preservar la actividad económica y mantener el empleo, como han hecho los países de nuestro entorno. Nos adherimos a las propuestas de CEOE y Cepyme».