Pedro Sánchez en la comparencia del 12 de abril de 2020

La pregunta que ayer Pedro Sánchez evitó responder y que genera miedo

España el único de los principales países de la Unión Europea que no tiene fechas claras para su desescalada y reactivación económica.

La hoja de ruta  para la desescalada ya está preparada. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció ayer en rueda de prensa las 4 fases de un plan que nos permitirá avanzar hacia «la nueva realidad». 

A diferencia de otros países europeos, el Gobierno español no ha querido establecer espacios temporales específicos para cada fase.

Las fechas quedan en el aire y serán fijadas en base a objetivos epidemiológicos, lo que genera mucho miedo en los empresarios que aún no tienen claro cuando podrán abrir sus negocios.

El único país de Europa sin fechas claras

Pedro Sánchez ha evitado dar fechas concretas para cada fase, siendo España el único de los principales países de la Unión Europea que no tiene fechas claras para su desescalada y reactivación económica.

El modelo propuesto por el Gobierno contempla cuatro fases que pretenden abarcar un total de ocho semanas, contando con una separación de aproximadamente 15 días entre la puesta en marcha de cada fase. 

Sin embargo, tal y como se anunció desde un principio la desescalada será asimétrica en función de las  provincias, por lo que serán estas entidades administrativas las  responsables de solicitar la entrada en cada fase  según la evolución de la pandemia en su territorio. 

Desescalada asimétrica por provincias

España también es el único de los países europeos más próximos que abordará la desescalada en función de la evolución en cada provincia. 

Los gobiernos de  Francia e Italia han establecido un plan de reactivación económica homogéneo a nivel nacional, mientras que el plan de movilidad lo han limitado a nivel regional y no provincial como es el caso de España. 

Además, tanto el francés  Emmanuel Macron  como el italiano  Giuseppe Conte han desglosado de forma detallada un plan con fechas fijas  que se activarán de manera automática.

En España, por su parte, solo se ha establecido que  a partir del 11 de mayo las provincias podrán solicitar entrar en la fase uno de la desescalada si cumplen determinados indicadores  y criterios que el Ejecutivo todavía no ha concretado.

Otra excepción con respecto a otros países europeos es la de  prolongar el estado de alarma hasta el mes de junio, es decir, hasta el final de la desescalada. 

Nuestro país vecino, Portugal, ya anunció el martes que dejará el estado de emergencia el próximo dos de mayo.