ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
La Policía Nacional en Madrid el 17 de febrero de 2021 en las protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel

Más de 1.000 policías se preparan para lo que puede pasar el sábado en España

Las manifestaciones gestadas a causa de la sentencia de prisión de Pablo Hasel continúan causando estragos

Son tiempos tumultuosos en la actualidad española, ya sea a causa de un virus que remite a regañadientes o la situación de inestabilidad política que ha servido como calvo de cultivo para la aparición de manifestaciones como la vinculada al rapero, Pablo Hasel. Con esta premisa, los Servicios de Seguridad Ciudadana del Ministerio se encuentran trabajando a pleno rendimiento para evitar las posibles consecuencias de otra manifestación multitudinaria.

El Movimiento Antirrepresivo de la Capital pedirá la amnistía total del artista, de quien consideran se ampara en el derecho de libertad de expresión y cuya reunión se producirá sin el amparo legal de la Delegación Gubernamental. Según se comparten por diferentes redes sociales, la convocatoria tendrá lugar el sábado a las 19 horas de la tarde. Los participantes se congregarán entre la glorieta del Emperador Carlos V, Prado y Cibeles. Pretenden por lo tanto tener más espacio ante las últimas consecuencias producidas en Sol, que se atribuyen a un lugar más cerrado. 

Las consecuencias de la primera manifestación se saldaron con 55 heridos, 35 de ellos policías y 21 arrestados. Facturas por destrozos, mobiliario urbano incapacitado o saqueos fueron otros de los lamentables incidentes ocasionados por las protestas. «Estamos cada vez más preparados, con más tiempo de alerta; pero creemos que la pueden liar de nuevo» comentan a 'ABC' diferentes fuentes policiales.

«Va a ir más gente y estarán más radicalizados y organizados»

Además a esta noticia se suma el hecho de las «elecciones anticipadas en Madrid, un pretexto de fondo antes las expectativas de voto hacia las opciones de centro-derecha» según comenta las fuerzas del orden. Con este escenario se augura aún más tensión en la situación política que ha llevado a Isabel Díaz Ayuso a adelantar los comicios.

A lo tumultuoso del asunto se añade la decisión del exvicepresidente del gobierno Pablo Iglesias, que anunció su intención de presentarse a las elecciones de la comunidad de Madrid como cabeza de Lista. Desde otros sectores del gobierno se teme las consecuencias que pueda tener la decisión del político en el resultado de los comicios, y más allá, de lo que pueda conllevar en el tema del rapero.

«Si yo tuviera un comercio en esa zona, estaría muy preocupado. La izquierda tiene una capacidad de movilización muy potente en la calle. Están liderados por el Movimiento Antirrepresivo, pero se suman otros grupos menores satélite como uno de Rivas en los que participa la novia de un exetarra, gente que estuvo en las batallas campales de Gamonal y colectivos antifascistas de la capital, pero también de Coslada y todo el arco sur, como Getafe y Alcorcón» comenta un agente al citado medio.

Para los agentes del orden la preocupación principal se encuentra en los grupos ultra, los autodenominados anarco-insurreccionalistas, que actúan con armas de confección propia como cócteles molotov. «La convocatoria electoral —añaden— les ha animado más. Acudirá gente en ese extremo, pero en Sol, hace un mes, vimos a menas que estaban robando por allí a esa hora; a gente que solo iba a molestar, y a otros que aprovecharon para sumarse al lío y robar en las tiendas» sentencia el agente.

Violencia extendida por toda España

Estos actos no se corresponden únicamente con la situación que se vive en Madrid, sino que lugares como Barcelona, Tarragona, Alicante, Málaga, Cartagena, Cáceres, León, Lleida, Girona o Gijón tendrán sus actos reivindicativos. El dispositivo de seguridad que se pretende extender por toda la capital aún no existe una confirmación definitiva, pero se espera que alcance cifras entre los 1.000 o 1.200 agentes uniformados. A los que se les añadirían las tareas de las Unidades de Prevención y Reacción, y la Brigada de Información, que es especialista en el tratamiento con esta serie de grupos.