La policía nacional llora la pérdida de uno de sus agentes en cuarentena por Covid

El agente murió en su domicilio particular mientras en encontraba aislado por ser positivo por coronavirus

Varias ambulancias estacionadas a las afueras del Hospital San Pedro de Logroño
Muere infectado por Covid-19 un Policía Nacional en Ceuta | Europa Press

En las últimas horas ha muerto un agente de la Policía Nacional de Ceuta, quien estaba en activo y se encontraba aislado en su domicilio en el momento del fallecimiento porque había dado positivo por coronavirus. De momento no se ha podido confirmar aún que la causa de la muerte haya sido por coronavirus o por otras patologías, por lo que habrá que esperar para saber las razones exactas de su muerte.

Ya ha habido varios fallecimientos en Ceuta de hombres y mujeres que, teniendo el virus, no han sido contabilizados oficialmente como muertos por Covid-19, sino por otras patologías.

La Policía Nacional de Ceuta se ha mostrado consternada por el fallecimiento de este agente de 60 años, que era de Ceuta y, sobre todo sus compañeros del puerto en donde estaba destinado y todavía prestaba servicio. El agente empezó a encontrarse mal unos días atrás, por lo que finalmente se le realizó una prueba PCR de la cual se conoció el resultado hace muy poco. El agente murió en su propio domicilio.

En este caso en concreto, Ingesa (El Instituto Nacional de Gestión Sanitaria) en Ceuta aún no ha hecho ningún comunicado oficial al respecto, pero a día de hoy, ya son 12 los muertos por coronavirus en esta ciudad autónoma desde que empezó la pandemia, y el segundo Policía Nacional.

En septiembre murió otro policía nacional

Recientemente, otro agente del cuerpo Nacional de Policía murió por coronavirus. Era un agente de la Policía Nacional en activo que permanecía ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario de Ceuta (HUCE) desde hacía varias semanas. Falleció el 12 de septiembre a los 63 años de edad, y era el único paciente ingresado de gravedad en los boxes de esta unidad en ese momento. En este caso, era un agente de Motril destinado a Ceuta, que estaba destinado en Seguridad Ciudadana y Calabozos y tenía 63 años.

Sus compañeros, muy consternados por la noticia, destacaron de él que era muy buen cocinero y resaltaban sus dotes para la cocina. De hecho, entre ellos se le conocía cariñosamente como “el cocinero”.

 


Comentarios

envía el comentario